Hacia la receta electrónica privada

receta electrónica privada

Los principales grupos hospitalarios privados y aseguradoras sanitarias, agrupados en el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), se han aliado con la Organización Médica Colegial (OMC) y el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cgcof) para impulsar la receta electrónica privada. La hoja de ruta tiene un objetivo claro: que cualquier prescripción electrónica realizada en el ámbito privado pueda ser dispensada en cualquier farmacia del país.

Conseguir implantar una receta electrónica privada e interoperable permitirá conocer también los medicamentos que toman los pacientes por prescripciones fuera del ámbito público, dando así una visión más global de toda la medicación que siguen cuando tienen una doble cobertura sanitaria.

En una primera reunión mantenida este mismo mes, todas las partes implicadas avalaron esta iniciativa señalando que se trata de apuntalar un modelo en el que el paciente es el actor principal. La premisa es que los ciudadanos tienen derecho a acceder a sus datos clínicos y, en este sentido, pueden decidir quiénes pueden consultar sus datos e historia clínica.

LA HISTORIA CLÍNICA DIGITAL
La idea es que el modelo de receta electrónica de la sanidad privada pueda estar en funcionamiento antes del próximo verano. El proyecto coincide con la implantación en todo el territorio de la Historia Clínica Digital del Sistema Nacional de Salud (HCDSNS). Con la inminente incorporación de Catalunya a este sistema, cualquier profesional de un Centro de Atención Primaria u hospital de España podrá acceder a la información médica de un paciente, independientemente de dónde éste resida o tenga su médico de cabecera.

En el caso de la receta electrónica pública, la previsión del ministerio de Salud es que ésta llegue a todas las regiones sanitarias antes de finales de este año. En este caso, cada comunidad autónoma tiene un sistema distinto que ya funciona en el 100% de los centros de salud y el 78,85% de los hospitales. Las autoridades sanitarias intentan resolver el problema que se presenta cuando un paciente se desplaza y quiere obtener sus recetas en cualquier farmacia del país.