Zero UI: interacción digital sin pantalla

Zero UI

Empecemos por definir que es Zero User Interface (Zero UI): se llama así a la interacción digital en la que el soporte no es una pantalla. Los impulsores de esta nueva forma de experiencia digital la avalan señalando que se origina en tecnologías que permiten otro tipo de comunicaciones más naturales al comportamiento humano, como los comandos por voz, gestos, o inclusive pulso, tacto u ondas neuronales. En todo caso, el usuario ya no se relaciona con una interfaz gráfica táctil.

La idea de Zero UI parte de la premisa de que en determinadas circunstancias no se puede (o no se debe, al ser contraproducente) utilizar una pantalla táctil para consultar datos o procesar información. El avance de las nuevas tecnologías pone de relieve esta nueva forma de interacción gracias a la confluencia de tres situaciones favorables: el incremento de la capacidad de procesamiento a nivel hardware que tienen los dispositivos para decodificar una instrucción de voz u otro tipo de interacción; el alcance del almacenamiento en la nube (Cloud) y procesamiento de grandes cantidades de información distribuida en diferentes puntos (Big Data), y la posibilidad de decodificar información y mezclar todos esos datos para que las computadoras aprendan más rápido gracias a la Inteligencia Artificial.

La operativa por voz es sin duda la forma más conocida de Zero UI, con asistentes como Siri, de Apple, en cabeza y con Amazon Echo como uno de los mejores ejemplos. En este caso, la aplicación en temas de salud está relacionada con la consulta y procesamiento de datos que pueden registrarse a través de diferentes apps.

 

 

INTERACCIÓN GESTUAL
También la interfaz de usuario basada en gestos tiene mucho recorrido, Se trata de un concepto que fue adoptado en primer lugar por el mundo de los videojuegos. Los mejores ejemplos son la Microsoft Kinect o la Think Wii, entre otras. Ahora Google también ha lanzado un producto basado en el control de los gestos, que se llama ‘Project Soli’. Es una tecnología perceptiva que detecta interacciones de gestos sin tacto utilizando un pequeño radar.

 

 

La aplicación de esta interfaz de usuario basada en gestos puede facilitar la exploración médica a personas con problemas de comunicación verbal o facilitar la consulta de datos en pantalla a distancia, sin tocarla.