Recomendaciones relacionadas con las aplicaciones móviles de salud

noticia |

La irrupción de la tecnología móvil es una realidad que cada uno de nosotros llevamos en nuestro bolsillo. Utilizamos el móvil para muchísimas actividades de nuestra vida cotidiana y la salud no iba a quedar fuera de la escena.

Las tecnologías ligadas al móvil están demostrando originar importantes hipotéticos beneficios para la salud pero plantean retos y dificultades para los sistemas sanitarios.

La irrupción de cientos de miles de aplicaciones móviles hace que nos hagamos diversas preguntas entorno a la seguridad, la fiabilidad de los datos y el diseño de las mismas, ya que la calidad de todas ellas no es siempre comparable y corremos el riesgo de que una plataforma que en principio tenía como misión mejorar la salud acabe por no cumplir su cometido, o lo que es peor, sea contraproducente.

Diversas entidades se plantean este reto: ser capaces de detallar una serie de recomendaciones y evaluar las aplicaciones móviles para que cumplan criterios de calidad que se aplican a otros dispositivos utilizados en medicina.

Desde final del año 2012, la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía impulsa una iniciativa que precisamente intenta dar una serie de recomendaciones para el diseño, uso y evaluación de las aplicaciones de salud. Estas recomendaciones son transversales, ya que implican a todos los agentes implicados tanto en el desarrollo como en la prescripción como en la utilización de la aplicación. Estas recomendaciones dan lugar a una guía que se puede consultar online aquí (http://www.calidadappsalud.com/recomendaciones/)

Las recomendaciones se agrupan en 4 grandes grupos: diseño y pertinencia, calidad y seguridad de la información, prestación de servicios, y confidencialidad y privacidad.


  1. Diseño y pertinencia
  2. Hace referencia a que la aplicación sirva para lo que realmente ha sido diseñada, que tenga un diseño universal y que haya sido testada previamente a su puesta en funcionamiento.

  1. Calidad y seguridad de la información
  2. Implica saber que las recomendaciones de la aplicación están basadas en la evidencia científica, la necesidad de actualización, así como los riesgos que puede suponer para la seguridad del paciente.

  1. Prestación de servicios
  2. Contiene un sistema de ayuda, así como de contacto con las personas responsables. Indica si hay publicidad y si se puede desactivar, e incluye información sobre la comercialización de servicios.

  1. Confidencialidad y privacidad
  2. Aseguran que la información se trata de forma confidencial, la transmisión de datos –si se hace- es cifrada, y demás premisas relacionadas con los datos de carácter personal, recordando que los datos de salud son especialmente sensibles.

 

La posibilidad de regular las diferentes características brinda un futuro en el que “no todo sea válido”. En este momento, seguir las recomendaciones permite conseguir sellos de calidad. Lo ideal sería en un futuro cercano, que todas las aplicaciones de salud siguieran mecanismos de control para evitar fraudes, situaciones de inseguridad y en definitiva, malas prácticas.

Valora esta noticia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...