Social media y tecnología móvil como herramientas clave en las crisis sanitarias

noticia |

En situaciones de emergencia y ante brotes de enfermedades, los medios sociales y la tecnología móvil -bien gestionados- pueden cumplir un importante papel gracias a su gran potencial como canales informativos de alcance masivo. Para profundizar en este tema, hemos consultado a Luis Fernández Luque, Investigador en eSalud y Social Media, cofundador de Salumedia.

Luis destaca que la utilidad de la tecnología móvil y el social media frente a las crisis sanitarias, va más allá de sus múltiples funcionalidades, pues son recursos que hoy en día forman parte de la vida cotidiana e incorporan, además, la geolocalización. “Estas características, unidas al uso cada vez más generalizado de internet desde dispositivos móviles, convierten a estas tecnologías en potentes herramientas para que el profesional sanitario pueda controlar y gestionar mejor una enfermedad, y el paciente se convierta en parte activa y participe en la mejora de la salud pública”, añade.

Durante la crisis de salud pública vivida en África Occidental, que el año pasado experimentó el mayor y más complejo brote de ébola registrado, se puso en marcha de una intensa campaña de comunicación dirigida a formar y concienciar a la población para frenar el contagio.

Aprovechando la alta penetración de los teléfonos móviles  en la región, se emprendieron numerosas iniciativas basadas en la tecnología móvil y la web 2.0. Luis asegura que estas herramientas han tenido un papel decisivo en la información y concienciación de la ciudadanía, la mejora de la gestión de la enfermedad por parte de los profesionales sanitarios y el conocimiento de la evolución de la epidemia.

Teléfonos móviles, SMS, WhatsApp y aplicaciones

Durante la crisis sanitaria ocasionada por el brote de ébola en África Occidental,  los teléfonos móviles sirvieron como fuente de datos para monitorizar el desplazamiento de la población y verificar la efectividad de las medidas para restringirlo; para la recolección de información de centros de salud en zonas remotas y para transmitir mensajes texto con medidas de prevención, como se hizo con el sistema TERA, en Sierra Leona.

Este uso de los datos también ha sido aplicado con éxito en otras crisis sanitarias, como la vivida en Haití en 2010 tras el terremoto y con el brote de Cólera posterior, en donde se puso en marcha el sistema SEAMUS, basado en mensajes SMS.

Whatsapp es considerada la aplicación de chat de mayor uso entre la población africana, por lo que la cadena británica BBC lanzó un servicio público a través de esta plataforma para enviar audios, mensajes de texto e imágenes destinados a evitar la propagación del ébola y ofrecer información actualizada.

Software e inteligencia artificial. Un sitio web que resultó fundamental en la gestión de la crisis del ébola y permitió centralizar el procesamiento de la información  fue HealthMap, que sigue y recoge los datos disponibles en la Red de Redes sobre las enfermedades y las traza en un mapa de Google. Esta web también fue de gran utilidad en la pandemia de H1N1 y sigue siendo utilizada como apoyo a los sanitarios de todo el mundo frente a brotes de enfermedades.

Entre las aplicaciones móviles desarrolladas para enfrentar la crisis sanitaria del ébola se encuentran: Ébola Care, para apoyar la toma de decisiones y coordinar las acciones sanitarias y Outbreaks Near Me, que ofrece información en tiempo real sobre los brotes cercanos.

Mediante el análisis de las tendencias en medios sociales como Twitter, blogs o foros online, también es posible detectar alertas tempranas de eventos de salud. En este sentido, la aplicación EbolaTracking, monitoriza la conversación global en Twitter y ofrece un seguimiento de eventos relacionados con el virus en tiempo real.

En Perú, se ha puesto en marcha la iniciativa “CreAcción para combatir el dengue con las TIC”, un proyecto integral para la vigilancia y control de esta enfermedad a través de las tecnologías móvil y web.  Incluye el desarrollo de un app para recabar información, concebida para ser replicable con otras enfermedades y en otros contextos.

¿Qué lecciones debemos aprender?

Concretamente en España, cuando se registró el caso de ébola de la auxiliar de enfermería Teresa Romero, Luis recuerda que apenas se hizo uso de las tecnologías móviles: “las TIC podían haber jugado un papel más relevante, si se hubiera considerado el alcance que actualmente tienen estas soluciones móviles entre la población española”.

Agrega, además, que fue pasadas unas semanas después de registrarse ese caso en España, cuando se creó un portal web oficial sobre la enfermedad y un perfil en Twitter “aunque ya era demasiado tarde y había demasiada información confusa al alcance de todos en las redes sociales”. Considera que junto con una acción planificada en redes sociales, también podría haber resultado de utilidad crear una plataforma de envío de mensajes de texto, o diseñar una aplicación móvil para informar y tranquilizar a la población.

El especialista enfatiza en la necesidad de establecer una estrategia de comunicación que incluya los canales oficiales de la administración competente y evitar así la circulación de bulos.  “Solo ofreciendo información actualizada y respaldada por expertos de la salud se podrá conseguir la confianza de la población. En este sentido, los medios sociales  online son muy recomendables porque permiten informar e interactuar con las personas ante posibles dudas”.

Claves para el uso efectivo de estas herramientas en emergencias sanitarias

Luis Fernández Luque recomienda:

  • Planificar y coordinar acciones de comunicación, contemplando el alcance de todos los canales online para determinar cuáles utilizar.
  • Dentro de la estrategia, crear un canal digital específico, o utilizar alguno ya existente, para ofrecer información de calidad y actualizada, respaldada por los expertos en el sector de la salud.
  • Incorporar a esta plataforma una vía de comunicación online dirigida a responder en cualquier momento las dudas que puedan plantear los ciudadanos.

Formar a los responsables sanitarios, así como a la población, sobre el uso de estas tecnologías.

Valora esta noticia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...