Guía para profesionales sanitarios sobre el uso de apps del Royal College of Physicians

noticia |

El Royal College of Physicians (RCP) de Reino Unido ha publicado una serie de directrices sobre el uso de las aplicaciones móviles por parte de profesionales sanitarios, destinadas a advertir sobre cuestiones relativas a su uso en la práctica clínica.

Los lineamientos, plasmados en una sucinta guía de dos páginas, señalan la importancia de la  marca CE, o marcado de conformidad con la legislación y requisitos esenciales, así como el uso responsable, por parte del sanitario, de aquellas herramientas que ayudan en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de pacientes.

Marcado CE

El RCP enfatiza en la importancia de los reglamentos europeos sobre las aplicaciones médicas y sobre la necesidad de que el médico conozca la situación de las mismas, a fin de proteger a sus pacientes y a sí mismos. “No deberían usarse aquellas aplicaciones o herramientas web que no posean el marcado CE”, aconseja.

En tal sentido, explica que la marca CE es la garantía de que una determinada aplicación cumple con los criterios esenciales y es clínicamente segura, de hecho, la compara con la ITV que se realiza a los coches. No obstante, la organización colegial británica recomienda que aún cuando algunas herramientas de este tipo cuentan con el marcaje CE, debe ejercerse siempre el juicio profesional antes de confiar en la información que ofrece una aplicación.

Aplicaciones médicas

La herramientas clasificadas dentro de esta categoría, de acuerdo con el RCP,  incluyen aquellas que sirven para apoyar el diagnóstico o las decisiones clínicas; aquellas que realizan cálculos para determinar el diagnóstico o hacer recomendaciones para el tratamiento y todas las que son utilizadas con fines médicos. Asimismo, señala que este tipo de aplicaciones no necesariamente requieren ser vinculadas al registro clínico del paciente o incluir su nombre o número de seguridad social. En los casos en los que se demanda este tipo de información, la aplicación requiere, necesariamente, una marca CE.

Recomendaciones

Entre las recomendaciones del RCP para el uso de aplicaciones en la práctica clínica están:

  • Comprobar que cuentan con la marca oficial CE. Un ejemplo lo encontramos en la APP Mersey Burns, que en su descripción indica claramente que cuenta con este requisito.
  • Si actualmente usas una aplicación para apoyar tu ejercicio profesional y no posee la marca CE, el RCP recomienda suspender su uso y solicitar a sus desarrolladores la obtención de la certificación.
  • Comprueba el funcionamiento de la aplicación con tu dispositivo móvil en modo “avión”, a fin de verificar que puedes utilizarla sin conexión Wi-Fi.
  • Siempre asegúrate de que la información que utilizas es para el paciente adecuado.
  • Si observas alguna falla en las aplicaciones médicas, informa inmediatamente a la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA, por sus siglas en inglés).

Si lideras un proyecto para el desarrollo de una app de uso médico, toma en cuenta que para obtener la certificación CE la herramienta tiene que cumplir con todas las directivas y reglamentos establecidos para los dispositivos médicos. Los requisitos dependen de la clasificación de la aplicación, su complejidad y funciones.

Valora esta noticia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...