2015, ¿el año del e-commerce en la farmacia?

noticia |

Según el libro blanco de e-commerce y farmacia, el porcentaje de farmacias españolas que en 2014 disponía de una tienda online para la venta de productos a través de internet no llegaba al 10%. A parte de las dudas comunes que se le pueden plantear al farmacéutico cuando se dispone a dar el salto a la tienda online, existe todavía la creencia de que es suficiente con estar para vender. Estas reticencias impiden impulsar acciones que aportarían tráfico y posteriores conversiones a la venta final.

El e-commerce en España

En términos generales, la venta por internet en el mercado español acumula un crecimiento anual del 20% de media, según el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones (ONTSI). Pero también es cierto que todavía existen barreras que limitan este crecimiento, como por ejemplo, la cifra que indica que casi la mitad de los españoles no ha comprado nunca por internet (44%), los que prefieren “ver y tocar” antes de comprar o aquellos que, simplemente, desconfían de las formas de pago y/o no quieren pagar gastos de envío.

Un consumidor más informado y móvil (SOLOMO)

El boom de los smartphones en los últimos cinco años ha sido clave en la forma que nos informamos, que nos relacionamos y que compramos (y que comparamos antes de realizar una compra). Según el informe anual de Google y Telefónica, la penetración del smartphone entre los españoles es la más alta de los EU5 (63%), la descarga diaria de apps en España alcanza los 2.7 millones y el 40% de los usuarios de internet ya se conecta a través del móvil.

¿Necesito tener una farmacia online?

Las ventajas de la venta online son claras para el farmacéutico:

-disponer de una tienda abierta 24/7 y los 365 días del año, ampliando servicio de venta a un consumidor, que culturalmente y tecnológicamente ya está preparado.

– ofrecer una comunicación personalizada y segmentada (por compras recientes, por grupo de edad, etc.) y servirse de los servicios móviles de localización que le permiten estar situada en el mapa.

Sin embargo, ofrecer una tienda online debe ser parte de la estrategia de marketing y comercial de la farmacia. No “hay que estar”, no hay que publicitar todos los productos, no hay que vender todos los servicios. Tomar la decisión de abrir online quiere decir que estamos preparados para unificar on y offline (online y farmacia presencial), que nuestro equipo está formado y preparado y que nuestro presupuesto de marketing permite realizar acciones dentro de la farmacia y en el entorno virtual.

En definitiva, podemos afirmar sin temer a equivocarnos que el e-commerce continuará creciendo en España, y que ello afectará y aportará oportunidades para la farmacia, oportunidades que podremos aprovechar siempre y cuando tenga sentido estratégico para nuestra farmacia individual, dispongamos de recursos para “cuidar” el entorno online (y el presencial) y nuestro equipo esté preparado para asumir el reto.

Valora esta noticia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...