De la consulta al servicio: La revolución en la atención médica

noticia |

Actualmente en occidente tenemos un modelo de medicina reactiva, basada en la solución de problemas y donde los médicos ofrecen consultas médicas presenciales y centran la práctica médica en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades. De esta forma, los médicos cobran por acto médico realizado (visita presencial), y las consultas por teléfono o por Internet representan sólo un complemento a la visita presencial.

Pero es sabido que el modelo hace tiempo que está cambiando y cada vez tienen más importancia la prevención y el seguimiento del paciente cuando está sano.

Si sumamos por un lado los avances tecnológicos, como la aparición de nuevos dispositivos de monitorización de constantes vitales y las nuevas formas de comunicación entre los individuos, y por otro lado la demanda de los pacientes de una comunicación más continuada y personalizada con su médico, nos lleva a plantearnos nuevos servicios de atención a los pacientes basados en la prevención y el seguimiento continuado, a menudo a distancia con el soporte de la nuevas tecnologías.

Estos servicios ya se están ofreciendo en otras áreas relacionadas con la salud y el bienestar como, por ejemplo, los nutricionistas, dietistas, entrenadores personales, etc. Entonces, por qué los médicos no ofrecen un plan de prevención personalizado de salud?

Pero, ¿cuáles son las diferencias del modelo de atención médica orientado a servicios respecto al modelo actual de consulta reactiva?

– El paciente acude a la consulta del médico periódicamente y de forma planificada en vez de acudir sólo cuando aparece un problema de salud.
– Al comienzo del servicio, se realiza un estudio personalizado para cada paciente y se establece un plan de acciones que se irá revisando y adaptando.
– El médico realiza un seguimiento continuado del paciente y no solamente cuando acude a la consulta (gracias a nuevas herramientas de comunicación online de forma eficiente, segura y confidencial). Y el paciente consulta e informa a su médico regularmente.
– En el caso de la privada, en vez de cobrar por cada visita a la consulta, se cobra una cuota fija anual. Pasamos de un modelo de pago por consulta a un modelo de “tarifa plana”, que según el precio incluirá más o menos beneficios.

Este nuevo modelo abre las puertas a nuevas posibilidades de negocio para los consultorios privados. Por ejemplo, las consultas de pediatría o medicina general podrían ofrecer un servicio de asesor de salud basado en una cuota anual fija, en el cual estaría incluida una primera evaluación y establecimiento de un plan de prevención, las visitas periódicas de control y seguimiento, pruebas básicas, recomendaciones dietéticas, consultas por Internet, etc. El número de visitas, pruebas y tratamientos incluidos dependería del precio y del servicio que quiera ofrecer cada consultorio.

Estos servicios de salud basados en una cuota fija permitirían a los médicos y consultorios privados rentabilizar la consulta y ser mucho más eficientes, ya que podrían tener más clientes de los que le limitan las horas de atención presencial.

Actualmente existen consultorios privados que ya están ofreciendo este tipo de servicios a través de plataformas de salud como imedicplus.com,de seguimiento y comunicación con pacientes y pensadas para que los médicos puedan ofrecer su propio servicio médico de salud a sus pacientes. Estos servicios están obteniendo una muy buena respuesta por parte de los pacientes.

Curiosamente este tipo de servicios ya se ofrecían en España desde principios del siglo XX, con el sistema de “igualas”, especialmente en las zonas rurales. Y en China, los médicos de medicina tradicional cobran por cada mes que el paciente esté sano, y es durante la enfermedad que no hay ningún coste adicional.

 

Isaac Perez Baucells

imedicplus.com

Crédito imagen: http://bit.ly/1nKWTpe

Valora esta noticia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...