Formatos y herramientas digitales para alertar a pacientes sobre el riesgo cardiovascular

noticia |

El Día para la Prevención del riesgo cardiovascular es una fecha en la que se busca sensibilizar a la población sobre la importancia de prevenir las enfermedades cardiovasculares, que en la actualidad son la primera causa de mortalidad en España; y la necesidad de controlar la obesidad y la hipertensión arterial como factores de riesgo clave, que se ven agravados por el sedentarismo y la adopción de hábitos tabáquicos. Por eso desde Campus Sanofi hemos querido destacar un estudio, liderado por investigadores de la Universidad de las Islas Baleares (UIB), que consideramos de gran utilidad para profesionales sanitarios que buscan concienciar a los ciudadanos sobre este tema.

Creatividad en la comunicación con pacientes

A la hora de alertar sobre el impacto de los malos hábitos de vida en la salud, nada mejor que un mensaje claro que, lejos de crear alarma, sea capaz de movilizar a los pacientes hacia un cambio positivo. Con esta premisa en mente, la Federación Mundial del Corazón (WHF, por sus siglas en inglés) y la Fundación del Corazón de Reino Unido (Heart UK) crearon Heart Age, una herramienta online que permite a las personas conocer la “edad” de su corazón en unos pocos clics.

Peso, estatura, edad, presión arterial habitual, niveles de colesterol y hábitos de vida relacionados con sedentarismo y consumo de tabaco son algunos de los datos solicitados por Heart Age. La herramienta también tiene en cuenta información sobre el historial médico personal y paterno para calcular la edad del corazón, y durante el proceso de introducción de los datos – que no dura más de cinco minutos-, la persona recibe información sobre estadísticas relacionadas con sus respuestas en un lenguaje comprensivo.

La plataforma utiliza como base los mismos factores de riesgo que tienen en cuenta los profesionales sanitarios en la actualidad para determinar el riesgo cardiovascular de los pacientes, pero en vez de arrojar un porcentaje de riesgo o limitarse a ofrecer consejos saludables, el dato es revelado en términos de “edad del corazón”, lo que ayuda a las personas a comprender fácilmente el concepto y a tomar conciencia de los peligros que entraña esta cifra en términos de su salud cardiovascular. Adicionalmente, el efecto que tiene sobre los individuos ver una cifra mayor a la edad real, actúa como motor de cambio que propicia la adopción de un estilo de vida más saludable.

El estudio español

Desde la creación de esta herramienta se han realizado estudios globales que muestran la intención de cambio tras realizar el test, pero los investigadores del grupo Evidencia, estilos de vida y salud de la UIB han ido más allá, al mostrar la evolución de más de 3.000 pacientes tras un año de haber realizado la evaluación online.

Los resultados demostraron que la reducción de los factores de riesgo cardiovascular fue mayor en aquellas personas a las cuales se les mostró la “edad” de su corazón, en comparación con aquellos que conocieron su porcentaje de riesgo cardiovascular o quienes sólo recibieron consejos sobre cómo mejorar sus hábitos de vida para ser más saludables.

La motivación hacia el cambio generada por la herramienta se evidencia, por ejemplo, en la determinación para dejar de fumar: la tasa de pacientes fumadores que abandonaron el tabaco tras realizar el test en Heart Age fue cuatro veces mayor que en el grupo de personas que recibió el dato sobre su riesgo cardiovascular en forma de porcentaje.

Si queréis conocer en detalle los resultados del estudio podéis consultar el número de febrero del European Journal of Preventive Cardiology, o ver este vídeo publicado en la web del periódico The Wall Street Journal.

Os animamos a utilizar esta herramienta con vuestros pacientes, y si queréis compartir con nosotros alguna otra iniciativa digital sobre riesgo cardiovascular, ¡dejadnos vuestros comentarios!

Valora esta noticia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...