Desarrollo de aplicaciones móviles: lo que se aprende en el camino

noticia |

La creación de aplicaciones móviles de salud es un área apasionante y que puede llegar a tener mucha relevancia en la vida de pacientes y profesionales sanitarios. Sin embargo, antes de comenzar este camino, hace falta conocer un montón de cosas nuevas y contar con un buen equipo, para evitar el desanimo que pudiesen tener los altibajos por los que se atravesará en el desarrollo del proyecto.

En el pasado congreso mundial Medicine 2.0, realizado en Londres en septiembre de 2013, estuve a cargo de una ponencia llamada “De la Idea Médica a la App. Lo que no me enseñaron en la Facultad de Medicina” (traduciendo del inglés). Errores y aciertos convertidos en consejos y sugerencias para otros profesionales sanitarios, sobre todo lo que he ido aprendiendo en este camino y que me hubiera sido de gran utilidad conocer antes de empezar.

Las claves

A la hora de desarrollar una app médica existen tres pilares:

1) Planificación

– Definición de la Idea (por escrito)
– Análisis del Mercado y de otras aplicaciones
– Prototipo en papel (esquema, dibujo, pantallas…)
– Tener claro el mapa y hoja de ruta antes de empezar a programar el código (establecer plazos temporales, metas y objetivos claros y posibles)

2) Desarrollo

– Codificación (por programadores profesionales)
– Iteraciones múltiples (las primeras versiones de prueba)
– Probar y volver a probar con usuarios beta antes de sacar la versión al público

3) Marketing, Distribución y Promoción de la App

– Nacional
– Internacional
– En Redes Sociales
– En las tiendas de aplicaciones móviles

Además de estas fases, es necesario disponer de presupuesto para la realización de la aplicación, tanto propio, como ayudas, patrocinios, becas, etc. Se necesita formar un equipo, elegir personas que se ilusionen y se comprometan con el proyecto, aunque siempre hay una parte de suerte.

Se debe tener claro que si bien el profesional sanitario puede ser el líder del proyecto, no puede pretender ser el desarrollador (programador) de la aplicación. Es importante dedicarse a o lo que se sabe hacer y dejar que los profesionales hagan su trabajo, dándoles siempre espacio para que desarrollen su creatividad.

También es fundamental escuchar todas las opiniones antes de tomar las decisiones, y prepararse para cometer errores y gestionar retrasos. En este sentido, es necesario mantener una comunicación fluida y frecuente con el equipo: plataformas como el email,  Skype, Hangouts de Google, WhatsApp, y herramientas colaborativas, entre ellas Google Drive, Google Docs, Trello o Dropbox, ayudarán a lograr este objetivo.

Finalmente, un par de ideas que se deben tener en mente en la recta final del lanzamiento de la aplicación: aunque se ofrezca un gran producto y se escuche a los usuarios, no hay que pretender que la primera versión sea “perfecta”; tampoco se puede esperar que todo el mundo esté “apasionado” con la aplicación, pero es importante cuidar bien a quienes la apoyan.

Y sobre todo, si se cree que el proyecto realmente vale la pena, no olvidar la frase de W. Churchill: “Nunca, nunca, nunca abandones”.

Dr. Gonzalo Mora

gonzalomora@me.com

insightmedi@insightmedi.com

Crédito imagen: http://bit.ly/1lPdmdU

Valora esta noticia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...