¿Cómo funciona el e-Mail Marketing?

noticia |

Cada vez, más, vamos eliminando el papel y la mejor opción en la farmacia para enviar notificaciones y estar en contacto con nuestros clientes es el correo electrónico. El e-mail se ha convertido en una herramienta de marketing muy valiosa para los blogs, páginas web y para empresas.

En este sentido, el e-mail marketing es la utilización del correo electrónico para enviar mensajes comerciales: podemos enviar tanto ofertas o promociones como newsletter. Para hacerlo, debemos construir una lista de correos propia para enviar nuestras campañas de email marketing, y podemos utilizar nuestra base de datos de nuestro programa de gestión para ello.

¿Pero cuáles son  los beneficios que aporta el e-mail marketing?

– Baja inversión

– Podemos medir los resultados o respuestas del destinatario

– No invasivo (el destinatario decide si abrir o no el mensaje)

– Podemos segmentar: personalizar los mensajes según nuestros suscriptores

– Fidelización: le recordamos al suscriptor nuestras ofertas y promociones.

Podemos hacerlo nosotros a través de gestores de envíos masivos o tener a proveedores externos. Por ejemplo, Mailchimp es un gestor de envío masivo que nos ofrece de forma totalmente gratis una cuenta de email marketing en la que podemos tener hasta 2.000 suscriptores y enviar hasta 12.000 correos al mes. Además, permite crear nuestra lista de correos.

El envío de mensajes mediante el e-mail marketing es más barato y de fácil difusión, pero es importante tener en cuenta que el destinatario no debe percibir los emails negativamente, ya que podría cansarse de los correos.

Conclusión: es una herramienta de comunicación más en la farmacia, aparte de comunicar ofertas y promociones podemos recomendar productos o darles a conocer artículos interesantes. En definitiva, contribuye a generar la imagen digital de nuestra farmacia.

 

Baltasar Pons

@bpt1111

 

Crédito imagen: http://bit.ly/SMXH3x

 

Valora esta noticia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...