Un chaleco inteligente mejora la detección del ictus

Smart Care noticia |
Prevenir el ictus con wearable

Uno de cada tres ictus graves tiene una causa desconocida, si bien se estima que la fibrilación auricular paroxística, un tipo de arritmia muy difícil de detectar, está detrás de la mitad de los casos. Por este motivo, neurólogos del Hospital de la Vall d’Hebron, en colaboración con la Unidad de Arritimias, han elaborado un protocolo que permite precisamente afinar en la detección de esta posible causa del accidente cerebrovascular. Para ello, utilizan un wearable: un chaleco de tela inteligente (‘Textile Wearable Holter’), que se adosa al cuerpo del paciente, debajo de la ropa, y registra su actividad cardíaca. Estos registros son analizados por los especialistas dos semanas y un mes después para comprobar si el afectado o afectada sufre esta fibrilación auricular paroxística.

El resultado de este nuevo protocolo confirma su eficacia, pues se ha constatado que permite la detección de esta causa del ictus hasta en el 20% de los casos. El anterior sistema, basado en la utilización de un chaleco clásico Holter durante 24 horas, únicamente lograba detectar un 2% de las fibrilaciones auriculares paroxísticas que están detrás de un ictus grave.

El doctor Jorge Pagola, investigador principal del protocolo, subraya que detectar la causa de la ictus es fundamental para aplicar el tratamiento correcto: “Se sabe que el tratamiento estándar del ictus, que es aspirina 100 miligramos cada día, no es eficaz en el supuesto de que el accidente cerebrovascular se deba a la presencia de fibrilación auricular paroxística; en este caso es preferible optar por un anticoagulante oral clásico o por un nuevo anticoagulante oral de acción directa”.

Pagola también destaca una ventaja añadida del nuevo wearable: no requiere de adhesivos, elemento clave para evitar irritaciones en la piel y facilitar la tolerancia durante 30 días por parte de sus usuarios.

Los resultados de este nuevo protocolo para mejorar la detección del ictus han sido publicados en la revista International Journal of Cardiology. Para ponderar su trascendencia e importancia basta con recordar los datos referentes a la incidencia de esta patología: el ictus afecta cada año a cerca de 130.000 españoles, de los cuales 80.000 fallecerán o padecerán lesiones permanentes. El ictus es, de hecho, una de las tres enfermedades más letales del mundo, junto al cáncer y a las dolencias cardiovasculares. Es además una de las principales causas de discapacidad en el adulto y la segunda causa de demencia tras la enfermedad de Alzheimer.

REALIDAD VIRTUAL PARA LA REHABILITACIÓN
Ante las consecuencias neurológicas y motoras que implica para muchos afectados y afectadas, algunos especialistas apuestan por proyectos de rehabilitación ligados al ‘gaming’. Un buen ejemplo es la plataforma Rehabilitation Gaming Systems (RGS), que incluye un programa de entrenamiento personalizado mediante realidad virtual. Los protocolos RGS combinan la ejecución de movimientos con la observación de acciones realizadas por miembros virtuales mostradas en primera persona y visualizadas en una pantalla.

 

 

Valorar News

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...