Longevidad: vivir más y mejor

Smart Care noticia |

El conocido gerontólogo Aubrey de Grey lo tiene claro: “La medicina podrá prevenir que envejezcamos, y por lo tanto, la posibilidad de morir será mucho menor”. Y es que a muchos de nosotros nos gustaría vivir cuanto más y de la mejor manera, gozando de una buena salud. Esto viene determinado por distintos factores: el genético, el ambiental, nuestro estilo de vida, etc.

Según la revista Genética Médica, las últimas novedades relacionadas con la longevidad tratan sobre que el gen que codifica para PAI-1 puede tener un papel de longevidad y metabolismo humanos. Además, sería clave para el desarrollo de fármacos que pretenden prolongar la vida significativamente.

 

Base del estudio

Esta revista explica que un grupo de investigadores ha identificado en una familia Amish una mutación en el gen que codifica para PAI-1, y explica que podría tener un papel en la longevidad y metabolismo humanos. Se quedaron sorprendidos de los beneficios antienvejecimiento en múltiples sistemas del organismo. “Por primera vez estamos viendo un marcador molecular de envejecimiento -longitud telomérica-, un marcador metabólico de envejecimiento -niveles de insulina en ayunos-, y un marcador cardiovascular -presión sanguínea y rigidez de los vasos sanguíneos- que apuntan en la misma dirección: estos individuos eran protegidos de cambios asociados a la edad”.

 

Además de ser la clave para desarrollar fármacos destinados a retrasar el envejecimiento, se abre un nuevo camino: se quiere llevar a cabo un nuevo ensayo clínico donde se investigue el efecto del fármaco sobre la sensibilidad a la insulina en personas con diabetes de tipo 2. Otro planteamiento en base a las conclusiones del estudio es el desarrollo de una fórmula tópica que permita utilizarse para la calvicie. Además, auguran que una disminución de los niveles de PAI-1 podrían proteger frente a condiciones parecidas al Alzhéimer.

 

Cómo tratar los fármacos

Al concluir que la deficiencia en PAI-1 está relacionada con la longevidad y pensar en que se podría lograr este efecto mediante un tratamiento farmacológico, este equipo de investigadores ha iniciado una colaboración con una empresa japonesa en el desarrollo de un fármaco que inhiba la acción de PAI-1. Pero debemos tener en cuenta que según va envejeciendo la población se van tomando más fármacos. Ana Sabater, directora asociada de Eugenomic, explica que la eficacia de estos fármacos no sólo depende de interacciones entre ellos sino también de los hábitos de la persona y de la composición genética de cada persona. Por este motivo, es necesario integrar toda la información y desarrollar herramientas para llevarlo a cabo.

 

Envejecer de forma sana, la mejor opción

Aun así cabe destacar que investigadores del Scripps Translational Science Institute hicieron un estudio llamado Wellderly, que preveía que el genoma de las personas que habían envejecido de forma saludable sus mecanismos genéticos proporcionarán información sobre los mecanismos genéticos que otorgan resistencia a las enfermedades comunes o asociadas al envejecimiento. Y los primeros resultados, que acaban de ser publicados en Cell, exponen que envejecer de forma sana está asociado a una menor susceptibilidad genética a desarrollar Alzhéimer o una enfermedad coronaria.

Valora esta noticia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...