Empoderamiento y cambios de comportamiento gracias a la gamificación en salud

Smart Care noticia |

El término ‘gamificación’ se utiliza para referirse la aplicación de mecánicas de juegos en contextos no lúdicos con el fin de resolver problemas, cambiar comportamientos y generar más compromiso por parte del usuario. Se trata pues de una técnica de marketing que con el desarrollo de plataformas online ha ganado espacio y protagonismo. Y uno de los ámbitos donde más recorrido tiene es el de la salud. De hecho, el juego consigue a través de la diversión, la competición y los retos  generar hábitos deseados, ya sea fomentando una mayor adherencia terapéutica (en niños y personas mayores, principalmente) o empoderando a pacientes para que éstos controlen su enfermedad y aporten información útil al respecto.

El uso de elementos de diseño de juegos en contextos de atención sanitaria parte de la premisa del éxito que tienen los videojuegos. Hablamos de un sector que mueve 12 billones de dólares sólo en Estados Unidos. No obstante, es necesario entender que la gamificación no se reduce únicamente a incorporar sistemas de puntos y medallas, sino que se trata de diseñar una experiencia especial para el usuario o paciente. De esta forma es clave ajustar las técnicas de juego a una condición de salud específica y a unos comportamientos deseados.

CASOS DE ÉXITO
Hay diferentes y variados ejemplos de aplicación de técnicas de gamificación en el ámbito sanitario. Un buen ejemplo es mySugr Companion, una aplicación para el manejo de la diabetes. A través de ella los usuarios ingresan sus valores de glucosa en la sangre, indican su estado de ánimo, registran sus hábitos alimenticios y obtienen información nutricional fácilmente. Además, gracias a un sistema gamificado, los usuarios reciben incentivos diarios para cuidar y hacer un más riguroso seguimiento de su salud. Esta aplicación ha demostrado un impacto clínicamente significativo en el riesgo de eventos hipoglucémicos graves y su impacto en el manejo de la diabetes en poblaciones de alto riesgo.

Un ejemplo de como la gamificación contribuye a fomentar la adherencia terapéutica la encontramos en Mango Health. Esta app incluye recordatorios de ingesta de medicamentos, alertas de reabastecimiento, advertencias de interacción con otros fármacos y también información sobre efectos secundarios. Los usuarios obtienen puntos por tomar sus dosis de formar regular y a tiempo, que luego pueden ser cambiados por recompensas tangibles en forma de cupones de valor en efectivo.

En esta línea de promover la adherencia terapéutica también se enmarca la plataforma online Empower, que, con el apoyo de asociaciones como Joslin Diabetes Center, Sanofi Aventis y Diabetes Hands Foundation, busca promover hábitos de vida saludable que contribuyan a mejorar el bienestar de pacientes con enfermedades crónicas. Para ello, y dirigidos sobre todo a los más jóvenes, ofrece juesgos online interactivos y de preguntas (‘quiz games’).

La gamificación es también una herramienta de gran ayuda en procesos de rehabilitación física. Un ejemplo es Reflexion Health, una plataforma online que consiste en un juego en el que los pacientes ven, a través de una pantalla, diferentes ejercicios para que puedan copiarlos y realizarlos. Se basa en una tecnología guiada de movimientos capaces de comparar el rendimiento del paciente y señalar los ajustes o carencias. Una vez hechos los ejercicios, los médicos pueden ver este progreso.

Valora esta noticia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...