El parche que mide el grado de exposición solar

Smart Care noticia |

Investigadores del ICFO, en Castelldefels (Barcelona), han utilizado tecnología basada en grafeno para fabricar parches flexibles que pueden monitorizar niveles de exposición solar, hidratación, saturación o temperatura en el cuerpo humano. Todo esto gracias a un sensor de luz ultravioleta.

Cómo son los sensores

Estos prototipos ICFO son flexibles, transparentes y se puede desechar. Los sensores son muy útiles sobre todo para personas muy activas, como son los deportistas. Pueden alertar a los usuarios cuando ya han alcanzado un nivel alto de exposición solar, miden la frecuencia cardíaca, los niveles de hidratación, el ritmo respiratorio, el oxígeno y la temperatura. Podrían ayudar, por ejemplo en una situación de escasez de agua, a que el usuario pueda optimizarla a partir de los niveles de hidratación de su cuerpo. Lo mismo con la saturación de oxígeno en sangre para personas que realicen una expedición a un monte con mucha altitud. En caso de que los niveles fueran alarmantes podría, incluso, emitir una advertencia de una manera drástica.

Más allá del ojo humano

Destacan dos dispositivos: uno es el de espectrómetro single-pixel más pequeño del mundo, y el otro se trata de un sensor de imágenes hiperespectral. Ambos funcionan en banda ancha y sistemas de fotodetección muy caros y voluminosos. Uno de los ejecutivos del grupo ICFO, Frank Koppens explica que este tipo de tecnología “integrada en la cámara de un smartphone, permite que los smartphones vean más allá del ojo humano”.

Este sensor está compuesto por cientos de miles de fotodetectores, es muy sensible a los rayos ultravioleta y a la luz infrarroja. Hasta el punto que se podrán detectar fármacos falsos e identificar compuestos químicos peligrosos en alimentos. Además, en un supermercado el usuario podrá detectar cuál es la fruta más fresca. Y otro caso, muy distinto, es que se podría conducir en medio de una niebla muy peligrosa, ya que el sensor nos podría proporcionar esquemas aumentados de los vehículos circundantes.

Así pues, la innovación nos ha llevado a utilizar el grafeno como material de carbono que proporciona nueva funciones, integradas en un único dispositivo o en toda una red de sensores y hardware conectados entre sí y que forman parte del IoT (Internet de las cosas).

Valora esta noticia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votes, average: 4,13 out of 5)
Loading...