fbpx

6 tendencias tecnológicas que ha impulsado la COVID-19 en el sistema sanitario

eProfessionals noticia |

El virus sars-cov-2, con su virulencia y rápida propagación, ha acelerado la transformación tecnológica y digital de los sistemas sanitarios a nivel mundial. De este modo, el uso de nuevas tecnologías y la implementación de la digitalización han ayudado, por un lado, a hacer frente a esta pandemia y, por otro, han conseguido propulsar nuevas vías para garantizar la atención médica.  

Evitar salir a la calle, y relacionarnos de un modo distinto desde la llegada del virus -en todos los niveles de la sociedad-, ha ayudado a España, y a muchos otros países, a frenar la COVID-19. Este hecho, sumado al colapso del sistema sanitario en el momento álgido de la pandemia, ha contribuido a la disminución de visitas presenciales tanto a centros sanitarios, como a hospitales.

Además, los expertos apuntan que no será hasta mediados de 2023 cuando la sociedad consiga una inmunidad de rebaño, ya bien sea a través de contagio directo o mediante una vacuna – pues se espera que ya haya un tratamiento efectivo para la COVID-19 durante los próximos 18/36 meses -. Esto significa que tanto los sistemas de salud, como la sociedad, deben seguir en alerta y hacer frente a esta “nueva normalidad” para sostener la curva lo más plana posible.

La COVID-19 ha promovido una aceleración en la aplicación tecnológica

Debido a la situación generada por la COVID-19, y para garantizar la atención sanitaria a los pacientes, se han impulsado tecnologías tales como las e-consultas a través de videollamadas, los chatbots o la telemedicina, entre otras. Pero la tecnología no tan sólo ha irrumpido en la atención médica, sino que se ha colado a nivel estructural en el propio sistema sanitario. 

Así pues, y en este sentido, la COVID-19 ha promovido una aceleración de la aplicación de la tecnología y la digitalización en el sistema sanitario, marcando una tendencia que hará que éste deje de ser tal y como lo conocemos hasta ahora.

¿Qué tendencias tecnológicas y digitales ha impulsado la COVID-19 en el sistema sanitario?

Hace varias décadas que la tecnología se viene aplicando en pro de mejorar y optimizar “el ámbito de la salud”, en general y en todas sus esferas. Pero la COVID-19 ha hecho que las necesidades sanitarias hayan cambiado de un día para otro, acelerando así los tiempos de desarrollo, ejecución y aplicación de nuevas tecnologías en todo el sistema:

1. Tecnología y digitalización para la agilización del sistema sanitario. 

La rapidez, flexibilidad e interoperabilidad que ha exigido la situación ha hecho que todo el sistema, desde los procesos, pasando por los trámites burocráticos, hasta las comunicaciones, se adapten a las nuevas necesidades mediante la utilización de distintas tecnologías. Ejemplo de ello son la digitalización de plataformas médicas, o los accesos virtuales para la realización de distintos trámites sanitarios, entre otros. 

2. Tecnologías y digitalización para obtener comunicaciones ágiles y fluidas

No tan sólo entre el propio personal sanitario de un mismo hospital, sino para una comunicación interhospitalaria.  

La COVID-19 ha sido, y sigue siendo, una gran desconocida. Conforme se va obteniendo información se ajustan acciones, protocolos, medidas preventivas, posibles tratamientos… Es por este motivo que la comunicación, entre el propio personal del hospital, así como entre distintos hospitales, se ha hecho, y se hace hoy, más indispensable que nunca. Herramientas colaborativas y comunicativas, como Telegram, Facebook, o Whatsapp, han sido utilizadas por los profesionales sanitarios para transferir información laboral con una mayor rapidez. Así como se ha apostado por una mayor digitalización de información para un mejor manejo, control y fácil transmisión.  

3. Webinars, aulas virtuales, e-learning…

Estas palabras se han convertido ya en habituales dentro del sector sanitario. La transmisión de información y conocimiento, así como la compartición de experiencias ha cobrado relevancia durante esta pandemia, estableciéndose como una gran tendencia dentro del sector.

En este sentido, la formación online también se ha consolidado como una gran metodología de aprendizaje, permitiendo al profesional sanitario consumir conocimiento en cualquier momento, y desde cualquier lugar. 

4. La telemedicina.

La telemedicina ya había irrumpido con cierta fuerza antes de esta pandemia, pero es ahora cuando ha explosionado. Las e-consultas y los chats inteligentes, entre otros ejemplos, han permitido ofrecer una solución segura tanto al paciente como al médico, a la par que han evitado el colapso del sistema sanitario. 

Procesos rápidos y sencillos para los pacientes que han permitido a los médicos atender, diagnosticar y tratar.

5. Inteligencia artificial, Apps, Big Data… para la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y el control y seguimiento. 

La tecnología ha aunado esfuerzos en todas las fases de la lucha contra el COVID-19. Podemos encontrar multitud de ejemplos en este aspecto.

  • Prevención: apps de geolocalización, mascarillas inteligentes, materiales de bioprotección impresos en 3D…
  • Diagnóstico: apps de auto-diagnóstico, softwares inteligentes de diagnóstico, algoritmos capaces de detectar por el habla, la tos y la respiración si una persona está contagiada…   
  • Investigación y Tratamiento: herramientas de aprendizaje automático para el estudio del comportamiento del virus, big data para el procesamiento y el estudio de datos relacionados con diferentes aspectos de la COVID-19, distintas tecnologías aplicadas en la búsqueda para la cura del virus…    
  • Control y seguimiento: apps, consultas virtuales y digitalización de trámites y procesos, entre otros, facilitan al personal sanitario el seguimiento y control del paciente (encontrándose éste en su propia casa).

6. Tecnología en el día a día de los hospitales.

Robots para dispensar medicación, cabinas y distintos dispositivos de desinfección, apps de regulación de las condiciones de la habitación de personas hospitalizadas, o apps de seguimiento para pacientes contagiados, son tan sólo algunos ejemplos de cómo la tecnología se ha instalado en el día a día de los hospitales para ayudar a frenar esta pandemia.

La COVID-19 como impulsora de la inclusión tecnológica

La tecnología ha cobrado especial protagonismo en esta pandemia, ayudando y aportando soluciones para frenar la COVID-19, y satisfacer las nuevas necesidades sanitarias que han ido surgiendo conforme ésta ha ido evolucionando. 

Estas 6 tendencias tecnológicas y digitales, que ha impulsado la COVID-19 en el sistema sanitario, han sentado un precedente nunca visto hasta la fecha, haciendo que los sistemas sanitarios aceleren la inclusión tecnológica.

Valorar News

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (10 votes, average: 4,10 out of 5)
Loading...