fbpx

LA TELEMEDICINA EN EN ESPAÑA Y EUROPA

eProfessionals noticia |
telemedicina españa

LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS Y LAS NUEVAS NECESIDADES ASISTENCIALES HAN IMPULSADO EL DESARROLLO DE LA TELEMEDICINA EN ESPAÑA

La telemedicina se caracteriza por la aplicación de las Tecnologías de la Informática y la Comunicación –TICs- en el ámbito asistencial sanitario. Su principal objetivo se dirige en mejorar la calidad del servicio ofrecido al paciente, reforzando los mecanismos de atención existentes.

Sin embargo, aunque este se constituya como su objetivo final, no es el único. La telemedicina también reporta grandes beneficios para profesionales sanitarios, y para el propio sistema de salud. Y es que, gracias a ella, se consigue, entre otras muchas cuestiones:  

  • Reducir el tráfico en los centros sanitarios.
  • Garantizar la disponibilidad de especialistas en zonas de difícil acceso –como áreas rurales-.
  • Reducir las listas de espera
  • Optimizar los recursos disponibles

Por sus múltiples beneficios, tanto desde la Unión Europea como España, han impulsado diferentes proyectos para fomentar la aplicación de la telemedicina en el ámbito asistencial de la salud. En este sentido, se está trabajando para potenciar su uso en dos sectores concretos:

  •  En la práctica clínica: a través de la monitorización remota, la tele-consulta, la tele-conferencia y la tele-diagnosis.
  •  En la educación sanitaria: mediante webinars, video-conferencias y recursos digitales.

LA TELEMEDICINA EN LA UNIÓN EUROPEA

En el marco de la Unión Europea, se está trabajando por establecer un sistema de asistencia sanitaria transfronterizo.

Gracias a la libertad de movimiento establecida entre los países que conforman la UE, los ciudadanos comunitarios pueden desplazarse libremente por todo el territorio de la Unión. Precisamente por este hecho, es necesario establecer una cooperación efectiva entre los diferentes sistemas sanitarios de todos los Estados Miembros para que, cuando un ciudadano precise de asistencia médica en un país distinto al de su residencia habitual, pueda contar con las mismas garantías de las que gozaría en su territorio nacional.

Por ello, todos los esfuerzos se están concentrando en crear un servicio electrónico de asistencia sanitaria transfronteriza para asegurar la calidad en la atención médica de los ciudadanos europeos cuando se desplazan dentro de la UE.

Forman parte de este proyecto 22 de los 27 países miembros, y el objetivo es ir incorporando gradualmente –con fecha límite de 2021- dos servicios electrónicos sanitarios transfronterizos:

  • La receta electrónica interoperable, donde el país de residencia del ciudadano transfiere la receta, de manera online y utilizando canales digitales, al país en el que se encuentra.
  • El historial médico electrónico, donde el país de residencia del ciudadano comparte y proporciona el historial médico del mismo, para que los profesionales del país en el que se encuentre puedan conocer sus antecedentes, alergias, patologías etc.

Gracias a estos servicios, los países de la UE podrán intercambiar datos sanitarios de forma segura, eficiente e interoperable, mejorando la atención prestada a los ciudadanos.

LA SITUACIÓN ACTUAL DE LA TELEMEDICINA EN ESPAÑA

En España, desde el año 2005 y con la aprobación por parte del Consejo de Ministros del Plan Avanza (1), se ha intentado potenciar la aplicación de la telemedicina en el Sistema Nacional de Salud, incorporando nuevas formas de “hacer salud” que permitan construir un modelo sanitario más eficiente.

En base a este proyecto, se creó el programa Sanidad en Línea, con el que se pretendía establecer líneas de comunicación entre todos los hospitales nacionales para el intercambio de información administrativa y clínica, así como el desarrollo de determinados servicios digitales como la receta electrónica, la historia clínica electrónica, o la cita médica por Internet. 

En definitiva, se quería crear un sistema sanitario coordinado e interoperable entre las diferentes Comunidades Autónomas para solventar los manifiestos problemas de comunicación y accesibilidad entre los diversos sistemas sanitarios autonómicos (2).

Trece años después de la aprobación de dicho proyecto, los resultados son muy positivos. Si bien es cierto que no se ha logrado establecer una coordinación total, la mayoría de Comunidades Autónomas han conseguido implementar algunos de los servicios telemáticos y adaptar sus modelos sanitarios al plan nacional de Sanidad en Línea.

En este sentido, de los 46.113.429 ciudadanos cubiertos por el Sistema Nacional de Salud, se estima que unos 43.026.801 ya disfrutan del servicio de receta electrónica interoperable entre comunidades (3). Sólo un 6,69% de los ciudadanos aún no tienen acceso a este servicio, principalmente por residir en la Comunidad de Madrid o las ciudades de Ceuta y Melilla, las cuales todavía no han implementado este servicio en su sistema sanitario (4).

Por otro lado, el servicio de la historia clínica digital se ha incorporado en todos los sistemas sanitarios autonómicos, exceptuando el de Cataluña, donde se trabaja con la historia clínica compartida, sistema desarrollado por el Servicio Catalán de Salud. De esta manera, un 95,64% de la población que tiene acceso al Sistema Nacional de Salud, puede disfrutar de dicho servicio (5).

Finalmente, el servicio de cita por Internet está presente en todas las Comunidades Autónomas, incluyendo Ceuta y Melilla.

Atendiendo a estos datos, aunque se haya tardado mucho tiempo en conseguir estos resultados, lo cierto es que falta muy poco para disponer totalmente de todos los servicios nacionales planteados en el proyecto inicial.

ALGUNOS EJEMPLOS DE LA APLICACIÓN DE LA TELEMEDICINA EN LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS

A pesar de los esfuerzos por crear un plan unificado para que todas las Comunidades Autónomas puedan gozar de los mismos servicios telemáticos -a la vez que se desarrollan nuevas vías de coordinación entre los diversos sistemas sanitarios autonómicos- lo cierto es que continúan existiendo diferencias y que, cada región, implementa sus propios proyectos atendiendo a sus necesidades.

Por ejemplo, la Comunidad de Aragón forma parte del proyecto europeo “Health Optimum”, dirigido a implantar diferentes servicios de telemedicina en las diferentes organizaciones asistenciales de la comunidad. Una de las características de este territorio es que existen numerosas zonas rurales y, por tanto, muchos de sus ciudadanos debían de desplazarse hasta el único hospital de referencia existente en su provincia. Es por ello que gran parte de la población de dicha comunidad, ha visto mejorado su servicio asistencial a través de la implementación de la teleconsulta, teleradiología o telelaboratorio (6).

Por otro lado, Cataluña en el marco del Plan Estratégico de Telemedicina y Teleasistencia Médica de Cataluña, apostó por la aplicación de la telemedicina en el ámbito del diagnóstico, de las consultas y de la gestión de enfermedades crónicas (7). Como principales proyectos, destacan: el servicio de “Teleictus” -el cual permite poner en contacto hospitales que no disponen de servicio neurológico de urgencia con aquellos que cuentan con asistencia continuada de neurólogos-, o el servicio de “eConsulta” (8) –un portal digital donde el usuario puede solicitar cita previa, acceder a información clínica, o conocer las listas de espera para una determinada prueba o intervención, entre otras-.

LA TELEMEDICINA RESULTA IMPRESCINDIBLE PARA ATENDER A LAS NECESIDADES ACTUALES

No tendría sentido que los beneficios, y las aplicaciones de las nuevas tecnologías, no estuvieran al servicio de la asistencia sanitaria.

La telemedicina comporta grandes ventajas para pacientes, profesionales y para el propio sistema de salud. Es por ello que resulta fundamental seguir apostando por su desarrollo e implantación en todos nuestros hospitales.

ebook salud digital

Valorar News

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...