fbpx

Drones médicos: donde las carreteras no llegan

eProfessionals noticia |
drones sanitarios

Si tuviéramos que elegir un símbolo con el que representar esta nueva era en la que vivimos, la de la Revolución Digital o la Industria 4.0, los drones serían uno de los mejores ejemplos.

En muy poco tiempo han pasado de ser alta tecnología restringida para uso militar, a un aparato recreativo al alcance de cualquiera. Su aplicación en el sector sanitario es muy prometedora, donde ya tiene muchos usos presentes y futuros.

Al no ser un dispositivo en contacto directo con pacientes o de uso clínico propiamente dicho, en algunos casos su adaptación a las legislaciones locales ha sido mucho más ágil que en otros tipos de tecnología de salud digital, a las que se les exigen más requisitos.

Mientras cumplan las legislaciones locales sobre uso comercial y civil de drones, estos aparatos de mHealth (uso de dispositivos móviles en salud) tienen numerosas aplicaciones para uso sanitario, que ya se han probado con éxito en muchos países: 

Envío de material médico

Su capacidad de recorrer largas distancias en muy poco tiempo, a lugares inaccesibles por otros medios y con la posibilidad de abrir un canal de comunicación vía videocámara si fuera necesario, lo convierten en una herramienta muy potente para este uso.

Además, puede ser especialmente valioso en situaciones donde se den dificultades meteorológicas (inundaciones, monzón) o catástrofes naturales que puedan provocar problemas de suministro sanitario.

La empresa Matternet, operativa en Suiza y EEUU, cuenta con una red de drones capaz de transportar muestras diagnósticas o material médico de hasta 2 kg o 4 litros en perfectas condiciones (y con el permiso de las autoridades aéreas locales, por supuesto)

Su iniciativa está siendo tan exitosa que han llegado a acuerdos comerciales con empresas muy conocidas, como el servicio de mensajería UPS o Mercedes Benz, para fusionar su proyecto de furgonetas eléctricas para repartos con sus drones, tal y como muestran en su espectacular video promocional:

Suministro de medicamentos en países subdesarrollados

En prácticamente toda la Unión Europea contamos con una red de carreteras e infraestructuras sólida, transporte logístico siempre disponible y medios aéreos para casos urgentes.

Son recursos que damos por sentado y son imprescindibles para un buen funcionamiento de nuestros sistemas sanitarios.

Para aquellos países que no cuentan con estas opciones, un vehículo no tripulado como es el caso de un dron (mucho menos costoso que un helicóptero); capaz de llegar a zonas rurales, remotas o cuyo acceso por carretera sea largo y difícil, supone una solución perfecta.

Algunos de los países que cumplen estos criterios y ya se han visto beneficiados con estos drones sanitarios son dos países de África Subsahariana, Ghana y Rwanda. 

En ambos países, la compañía californiana de robótica Zipline, ha creado una flota con la que es capaz de entregar muestras sanguíneas, vacunas y otras medicinas imprescindibles, en zonas que hasta entonces era impensable, con un tiempo promedio de empaquetamiento y entrega de 30 minutos.

Equipos de rescate y salvamento

Para encontrar heridos, supervivientes o excursionistas heridos durante accidentes o catástrofes naturales, los drones permiten un control y una visión mucho más precisa que la de helicópteros, además de la evidente reducción de costes y agilidad en la acción.

Además, al grabar y retransmitir en tiempo real, esto permite notificar con antelación a los servicios médicos para que puedan preparar los equipos necesarios con los que socorrerles antes de llegar a la zona afectada

Cuerpos de policía, bomberos y forestales en Reino Unido, EEUU e incluso España cuentan con drones entre su equipamiento.

Desfibrilador 

Cada año se dan casi un millón de infartos en la Unión Europea. En todos estos casos, la rapidez de los protocolos de intervención y la facilidad que tengan las asistencias médicas para llegar al infartado, son cruciales para la supervivencia del paciente.

Pensando en esos casos en los que la ayuda médica pueda retrasarse, un estudiante holandés creó un prototipo de dron que opera como ambulancia: cuenta con un desfibrilador, respiradores, y hasta inyecciones de insulina

El modelo puede volar a una velocidad de 100 kilómetros por hora, está impulsado por seis propulsores y puede recorrer una distancia aérea de 12 km en un minuto

Uno de los inconvenientes que se ha encontrado en la experiencia clínica con desfibriladores en establecimientos públicos es la falta de entrenamiento del personal que lo utiliza, lo cual puede poner en riesgo al afectado.

Para cubrir esa carencia, este modelo de drone contaría con un teleoperador cualificado que retransmitiría las instrucciones de uso al operario del desfibrilador.

Los siguientes pasos en esta prometedora ambulancia drone son colaboraciones con organismos sanitarios, como el Hospital Universitario de Ghent o el servicio de ambulancias de Amsterdam, para mejorar el prototipo y validarlo con experiencia clínica.

Traslado de heridos

Aunque sea un diseño sin prototipar, más cercano a la ciencia ficción que a la realidad, la propuesta de Aerodesign supone un paso más allá del dron anterior, siendo un dron-ambulancia literal, capaz de trasladar un herido al hospital.

Aunque su coste no sería una de sus ventajas (se estima en un millón de dólares por unidad), sigue siendo más económico que un helicóptero médico, por lo que no sería una idea del todo descartable.

Viendo los ejemplos anteriores, que hasta hace solo unos años nos parecerían surrealistas, puede convertirse en una realidad mucho más pronto de lo que pensamos.

Valorar News

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...