fbpx

¿Cómo se hace una app de salud?

eProfessionals noticia |

En la actualidad contamos con unas 300.000 apps de salud, según la Asociación de Investigadores en Salud (AIES). Aún así muchas no son lo suficientemente eficaces o muestran problemas de seguridad, o incluso les falta una validez científica. Ésta debe satisfacer las necesidades de los pacientes. Una app tiene un proceso de creación que se puede dividir en distintas fases.

1. Investigar la competencia y analizar nuestra propia app

  • Buscamos apps de la competencia para analizar los puntos fuertes y los débiles.
  • Realizamos encuestas y entrevistas de los usuarios para identificar sus experiencias y opiniones que nos ayudarán a conocer en qué mejorar o qué tiene éxito de nuestra propia app.
  • Arquetipos. Se detalla un usuario inventado con características que representan unos comportamientos reales, unas actitudes y una necesidades reales. Los arquetipos están en una ficha.
  • Presentamos distintos casos y escenarios donde los arquetipos que hemos creado usan la app en las situaciones que hemos detallado.
  • En el Customer Journey Map se ilustra de una manera visual la relación de los usuarios con la app y su percepción, así como sus expectativas y necesidades en cada una de las fases.

2. Organizar, ordenar y estructurar contenidos

  • Los usuarios agrupan tarjetas por similitud. Así podremos conocer cómo se esperan que sean los contenidos y las funcionalidades de nuestra app. A esto se le llama cardsorting.
  • Se realiza un árbol, un brainmap -palabras clave- sobre los contenidos. Además se ordena.
  • Hacemos una previsión de las posibles interacciones y los resultados.

3. Se diseña la app

  • Se diseña la interfaz y se cuenta con un sistema operativo, como iOS o Android.  Debe ser una app con un diseño único y coherente con su funcionalidad.
  • Se debe tener claro los menús, sus imágenes, información, colores, tipografías, etc.

4. Resultado final

  • Hacemos pruebas con profesionales de la salud y pacientes para saber que funciona correctamente, y de un modo fácil. 
  • Es esencial que cumpla estos requisitos: usabilidad, acompañe reforzando positivamente a un paciente, facilite interacción, ofrezca apoyo de un experto sanitario.
  • Es recomendable valorar la opción de compartir resultados con amigos o familiares, incluso interactuar con otros pacientes.
  • Debemos contratar a buenos desarrolladores y confiar en ellos. Y no puede faltar estar continuamente en contacto con ellos.

Una vez finalizada la app, siempre nos da fiabilidad contar con un control de calidad. Existe un sistema que detecta las apps de salud más seguras y con mayor calidad: es el Distintivo AppSaludable, un sello creado por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía y que se apoya en profesionales de la salud. Otro es el desarrollado por la Fundación iSYS, un catálogo anual realizado a partir de recomendaciones de asociaciones de pacientes. En ésta se mide el interés, la confianza y la utilidad de la app de salud. 

¿Y tú, eres de los que tiene o quiere crear una app?

Valorar News

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...