fbpx

EL IMPACTO DE LA COVID-19 EN LA DIGITALIZACIÓN DE LA SALUD

eProfessionals noticia |
cambios salud digital coronavirus

La emergencia sanitaria por COVID-19 ha evidenciado la importancia de contar con un sistema sanitario digitalizado, basado en el uso de las nuevas tecnologías.

El uso de la tecnología y la digitalización: clave para el control y la gestión de la pandemia

La crisis sanitaria causada por COVID-19 ha obligado a todos los países del mundo a trabajar contra reloj para adaptar sus modelos sanitarios a las nuevas necesidades, resaltando el papel fundamental que ocupa la salud digital en nuestra medicina del presente, y del futuro.

A principios de este año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertaba en su informe “Los 13 desafíos de la salud mundial en esta década” sobre la necesidad de modernizar los sistemas de salud, aplicando el uso de las nuevas tecnologías, así como apostando y fomentando la eHealth.

Y es que, sin duda, la tecnología ocupa un papel esencial en el ámbito de la salud, mejorando la calidad de los servicios ofrecidos al paciente, así como desarrollando herramientas de diagnóstico y tratamiento cada vez más precisas y eficaces. También se observa un incremento del uso de las nuevas tecnologías en el ámbito de la salud por parte de los propios pacientes, haciendo un uso normalizado de los servicios derivados de, por ejemplo, la telemedicina.  

Es evidente que las nuevas tecnologías han supuesto un gran avance en el ámbito de la salud, ya que han transformado nuestra capacidad para prevenir, diagnosticar y tratar muchas enfermedades. Por eso mismo, también se han constituido como una de las claves   a la hora de frenar y tratar la COVID-19.

Ejemplos de la digitalización de la salud motivados por la covid-19

Durante el desarrollo de la pandemia hemos podido observar un despliegue tecnológico sin precedentes. Algunas de las grandes potencias mundiales en tecnología –como China, Corea del Sur o Japón- han sido las más innovadoras. En este sentido, se ha evidenciado que los países con mayor músculo tecnológico han sido los que, de manera más rápida y eficaz, han podido detener la expansión de la COVID-19. Este hecho ha motivado a algunos países europeos, como Alemania o Francia, a destinar gran parte de sus presupuestos a la implantación de la digitalización de la salud en sus sistemas sanitarios.  

Sin embargo, a pesar de que muchos sistemas sanitarios han tenido que adaptarse a marchas forzadas a las novedades tecnológicas que iban irrumpiendo de manera constante, los resultados han sido muy buenos.

En síntesis, se podría concluir que la salud digital ha sido determinante para frenar a la COVID-19, evitando desplazamientos innecesarios por parte de la población, despejando la saturación de nuestros hospitales y ofreciendo soluciones de diagnóstico más rápidas y precisas.

La aplicación de la tecnología en esta pandemia ha sido muy diversa y variada, desarrollando y aplicando la IA, incrementando el uso de la telemedicina o sacándole el máximo provecho al Big Data para el tratamiento y procesamiento de miles de datos. Dentro de este abanico tan amplio, dichas tecnologías se han focalizado en la prevención, expansión, diagnóstico y tratamiento del virus.

A continuación, veremos algunos ejemplos de cómo el COVID-19, de la mano de la tecnología, han impulsado el cambio de la digitalización de la salud de nuestro modelo sanitario: 

1.   Apps

Destaca la proliferación de las apps de pre-diagnóstico y aquellas diseñadas para controlar la expansión del virus a través de datos de localización. Las primeras han suplido la falta de realización de test masivos a la población porque, aunque si bien es cierto que no ofrecen un diagnóstico 100% fiable, orientan al usuario sobre las posibilidades de estar contagiado y cómo deben actuar en estos casos. Además, suponen un descargo para la asistencia primaria, que se estaba viendo colapsada ante los centenares de casos diarios de contagio.

Como ejemplo, encontramos la app “Mediktor” que, si bien ya estaba operativa antes de la pandemia, este asistente médico virtual se ha reorientado en el triaje, pre-diagnóstico y soporte en la decisión clínica de la COVID-19.

Esta app cuenta con una característica distintiva muy relevante en tanto que proporciona un diagnóstico diferencial, incluyendo un listado de otras enfermedades que comparten síntomas con la COVID-19 -algo que puede ser muy útil para el profesional sanitario que pueda tener sospechas sobre un posible contagio-. Así mismo, también dispone de recomendaciones de actuación ante la posibilidad de que esa persona pudiera estar finalmente infectada.

Por otro lado, las apps de localización han permitido trazar la ruta del virus, monitorizando a aquellas personas contagiadas, o posiblemente contagiadas, e indicando a la población qué lugares suponían un mayor riesgo de contagio. El principal escollo de su implantación en España se encuentra directamente relacionado con la regulación del derecho a la privacidad y la protección de datos, ya que estas apps se basan en los datos de geolocalización de los usuarios.

Como ejemplo, encontramos la app Corona 100m, desarrollada en Corea del Sur. Esta app se basa en un sistema de localización GPS a través del cual los usuarios pueden saber si han transitado por lugares donde previamente se han detectado casos de COVID-19, así como la fecha en la que se confirmó el contagio. Además, también avisa al usuario cuando se encuentra a menos de 100 metros de un lugar que ha sido frecuentado o visitado por un contagiado.

2. Chatbots

Al igual que las apps de pre-diagónstico, los chatbots han sido esenciales para evitar el colapso del sistema sanitario, llevando a cabo una función preventiva esencial.

Muchos han sido los países que han apostado por esta forma de comunicación con la población para, además de asesorar sobre la posibilidad de estar o no contagiado, recomendarles cuándo debían permanecer aislados. Este es el caso de China que, a través de portales web especializados y plataformas digitales, como por ejemplo Wechat, consiguió evitar desplazamientos a los centros de salud y, por tanto, nuevos contagios. 

El funcionamiento de dicha plataforma es el siguiente. A través de la creación de un usuario, y tras rellenar un formulario online, se genera un código QR en color verde, amarillo o rojo en función del riesgo a estar contagiado de COVID-19. Para pasar cualquier control interno de movilidad, el usuario debe enseñar el código QR que se le ha generado.

3. La telemedicina

Ante el colapso de los hospitales, y el elevado riesgo de contagio que supone acudir a ellos, se han potenciado el uso de las teleconsultas. Aunque su uso ya estaba bastante extendido en el sector, con la crisis sanitaria ha aumentado exponencialmente.

Actualmente, son muchos los profesionales sanitarios que ofrecen los servicios de teleconsulta a través de consultas telefónicas, videollamadas o plataformas web. Además, algunos profesionales y centros de salud, han ofrecido estos servicios de manera totalmente gratuita para contribuir a frenar la pandemia.

Como ejemplo de ello encontramos la plataforma de “Top Doctors”, la cual ofrece la posibilidad de que todos aquellos profesionales que apuesten por esta nueva forma de hacer salud, puedan utilizar esta plataforma, de manera totalmente gratuita, para ofrecer sus servicios.

4.   Digitalización de los trámites burocráticos

La digitalización también ha irrumpido en el ámbito burocrático de la salud. En este sentido, algunas Comunidades Autónomas -como Madrid o Valencia- han implementado un sistema informatizado a través del cual se procede a renovar automáticamente todas las recetas de los pacientes crónicos por un plazo de 90 días.

5.   Utilización de la tecnología 3D

La tecnología 3D también ha sido esencial para suplir las carencias de material médico -tanto de protección, como de tratamiento-. Así pues, a partir de iniciativas totalmente altruistas, la industria de las impresoras 3D ha sido la responsable de abastecer de mascarillas, pantallas de protección y respiradores, a muchos de nuestros hospitales.

6.   Desarrollo de software de diagnóstico

La aplicación de las nuevas tecnologías en el ámbito del diagnóstico ha sido fundamental para tratar y controlar a los contagiados.

Destaca la creación de un software que, en base a la comparativa de miles de imágenes radiológicas procedentes de pacientes con COVID-19 y de pacientes con una neumonía típica, es capaz de analizar las radiografías torácicas y discernir en segundos si se trata de un caso de coronavirus o no. Este método ha conseguido identificar como contagiados a pacientes que, en un primer momento y en base a la exploración del neumólogo, habían sido descartados.

Este software se está utilizando en hospitales como el Hospital del Mar –Barcelona- o el Hospital del Monte Sinaí –New York-.

¿Cómo la digitalización de la salud puede ayudarnos en un futuro?

La salud digital no tan sólo es útil para obtener diagnósticos y tratamientos más precisos e individualizados en nuestro día a día, sino que ha demostrado ser fundamental para frenar esta pandemia. 

  • Gracias a ella, hemos conseguido:
  • Diseñar sistemas de detección y prevención eficaces.
  • Establecer medidas efectivas de coordinación entre países.
  • Identificar los lugares de riesgo.
  • Crear equipos de protección más efectivos.
  • Suplir la falta de material médico de protección  
  • Obtener diagnósticos más rápidos y precisos.

Analizar masivamente miles de datos dirigidos al control epidemiológico, estudio e investigación.

De este modo, la digitalización de la salud se constituye como la principal barrera para hacer frente a futuras crisis sanitarias, ya que permite construir un modelo sanitario eficaz y resolutivo, capaz de controlar y evitar una posible futura pandemia.


ESPECIAL COVID-19

Toda la información relacionada con el avance tecnológico en Salud Digital frente al desafío del COVID-19

Cómo la tecnología ayuda en la lucha contra el COVID-19

Las APPs que han ayudado a China y a Corea del Sur a frenar el Coronavirus

Sanofi y Luminostics se unen para crear una App que permita al usuario autodiagnosticar el Coronavirus a través del smartphone

Telemedicina como solución a la atención al paciente en tiempos de la COVID-19

Epidemix: plataforma digital de información sobre COVID-19 creada por profesionales sanitarios

BIG DATA: El superodenador Summit de IBM acelera la investigación contra el coronavirus

Cómo el uso de apps y juegos puede ayudar a reducir los niveles de ansiedad durante el confinamiento por COVID-19

Valorar News

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...