Tendencias de desarrollo en eHealth

Los fabricantes de dispositivos médicos están apostando por el sector eHealth. Aumentan las tecnologías móviles y la IoT. Y llega el punto de inflexión: las empresas que no sean conscientes de la era digital pueden tener muchas dificultades para destacar en el sector de la salud. En Campus Sanofi os hablamos sobre las tendencias de salud digital.

 

Big Data en los ensayos virtuales

Los registros médicos electrónicos (EMR) están siendo aprovechados para hacer un uso óptimo de los datos y garantizar, además, la seguridad. Se extraen datos para ensayos clínicos a través de simulaciones informáticas individualizadas que utilizan sujetos de ensayos virtuales. Con estos datos se desarrollan o evalúan medicamentos y dispositivos médicos. Es un método muy rápido de obtener datos. La imagen diagnóstica es otra área donde los datos cambian la forma en que se ofrece atención médica. Existe una aplicación de calidad de la mano de GE Healthcare que ayuda al profesional de la salud a encontrar la causa de las imágenes de rayos X rechazadas. De este modo se reducen las probabilidades de que se vuelva a realizar otro escaneo.

 

Dispositivos más centrados en el usuario

Con el impulso de las nuevas tecnologías hacia la atención de la salud, con sólo un hardware no es suficiente. Muchos dispositivos, hasta la actualidad, estaban pensados para ser utilizados por profesionales especializados. Esto ha ido cambiando y ahora las empresas que fabrican un dispositivo dan importancia también al uso por parte del paciente, a la autogestión. Realizan diseños simples e intuitivos, que intentan mejorar las tasas de adopción y la probabilidad de que la terapia sea un éxito. Existen apps y plataformas que consiguen que el paciente pueda establecer una comunicación con un médico para un tratamiento o terapia y que el resultado sea el más exitoso posible, igual que cuando le atienden en una consulta.

 

Sensores de distintos tipos

Las últimas novedades sobre la salud digital acogen sensores de distintos tipos, desde biosensores hasta sensores de presión, ópticos, químicos, etc. Se trabaja con sensores portátiles e incluso que se pueden ingerir, como una cápsula impresa en 3D que está diseñada para alojarse en el estómago durante un mes o más para tomar lecturas y administrar medicamentos. Todos ellos, con el objetivo de recopilar datos con algoritmos que cambiarán las prácticas existentes para ir hacia un nuevo paradigma de atención individualizada.

 

Tendencia hacia los dispositivos de diabetes

Los fabricantes de dispositivos relacionados con la diabetes van invirtiendo en formas más inteligentes e interactúan con el Big Data, la inteligencia artificial, IoT y otras tecnologías. Ejemplo de ello es Bigfoot Biomedical, una compañía que ha diseñado dispositivos que facilitan la vida a la persona con diabetes. Aprovechan los datos de una manera que se puede simplificar su atención.