Tendencias en healthcare: Customer Experience

La Salud Digital avanza mucho, y con ello las experiencias de los pacientes con este sector. La Inteligencia Artificial impulsa el diagnóstico de al menos el 75% de los casos. La biotecnología también ha evolucionado a nanoescala y se prevé que ayude a prevenir el 70% de las muertes y mejore el manejo de las enfermedades crónicas. Otro factor son las consultas virtuales, reducirán a más de la mitad las visitas.

Hay tres herramientas clave en healthcare: el análisis que ayuda a prevenir, los sensores en productos y operaciones, y la experiencia personalizada.

 

Análisis predictivo para la prevención

Existen interesantes apps para la prevención o la detección precoz de alguna enfermedad. Son perfectas para poder obtener datos, y útiles también para el personal médico. Son muy buenos complementos. Las empresas que las crean destinan muchas horas a conseguir que el producto sea lo mejor posible, y anticipándose al mercado digital -que evoluciona tan rápido-.

 

Sensores en productos y operaciones para mejorar la salud

Existen sensores integrados en wearables y dispositivos que se integran en el cuerpo para conseguir mejorar la salud de los pacientes, previniendo en algún caso el riesgo de muerte.

Extraen datos e indicadores del paciente de manera monitorizada. Es el Internet of Things (IoT), también llamado ‘Internet de las cosas’. Estos sensores biológicos se integran en la retina, la temperatura corporal, los latidos del corazón, hasta el punto que serán capaces de  detectar algo tan increíble como las emociones. Ya no se habla sólo de enfermedades sino también sentimientos.

 

Experiencia personalizada del paciente

La era digital también ha llevado hacia una experiencia más personalizada, adaptada a cada paciente mediante wearables o visitas virtuales que nos facilitan el hecho de contactar directamente con un médico sin movernos de casa. Ya es cuestión de presente que la personalización continúe refinándose a través del desarrollo y avances en la Inteligencia Artificial (IA). Eso sí, va en aumento la preocupación por la privacidad de los usuarios, de su seguridad en cuanto a datos. Los datos, aunque de forma anónima, ayudan a mejorar el wearable o dispositivo.

La tecnología no para de sorprendernos, trata de mejorar la salud y de mejorarnos a nosotros, hasta el punto de que todo se pueda controlar para tener un mejor nivel de vida. Se dice que nuestros descendientes vivirán muchísimos años. A lo mejor no es necesaria la eternidad, pero está bien que el tiempo que vivamos, podamos gozar de buena salud.