Cada siglo, objetivos distintos en salud

La medicina ha evolucionado mucho a lo largo de los años, lo que ha provocado una revolución conceptual. En el siglo XX, la medicina tenía como objetivo curar al paciente enfermo, y en el siglo XXI hay, cada vez más, la aspiración a mejorar a los sanos.

En el pasado, la medicina no trataba tanto la prevención como en nuestros tiempos actuales, sino que se ocupaba de curar enfermedades relacionadas con la edad. Pero se prevé que a lo largo de este siglo, se avance identificando genes que causen o predispongan el desarrollo de enfermedades a lo largo de la vida. Se trabaja mucho con la prevención, intentar evitar sufrir ciertas enfermedades cuidando al paciente con anterioridad.

Un avance respecto a los recursos de medicina de prevención y educación para la salud
La medicina actual hace un trabajo muy esmerado manteniendo la salud y controlando padecimientos crónicos. De este modo, se mejora la calidad de vida de las personas. Dispone de más recursos tecnológicos y mucho más modernos a hace 50 o 100 años. Tiene como resultado una esperanza de vida más larga en las personas. En España, hace 100 años, el promedio de la esperanza de vida estaba en la cuarta década (aproximadamente), y hoy se encuentra alrededor de la séptima.

En lugares de pobreza en España, los adelantos de la medicina también han logrado mejorar los índices de morbilidad y mortalidad. Es evidente que con la prevención se ha logrado un resultado positivo en todas las zonas geográficas.

 

La mortalidad infantil disminuyó a finales del siglo XX
En la segunda mitad del siglo XX se disminuyó la mortalidad infantil gracias a los programas de vacunación que correspondían a aquellos tiempos. Entonces hubo una transición epidemiológica. Aparecieron nuevas causas de enfermedad, debido no sólo al aumento de la vida de las personas sino que sobre todo al cambio de costumbres.

 

Actitud paternalista con el paciente
Con el tiempo, el médico ha acogido una actitud paternalista con su paciente. Se preocupa por él hasta el punto que busca una prevención para evitar enfermar o empeorar. Esto también significará un ahorro en la sanidad, así que se podrá destinar más parte de los costes a investigación y tratamiento de enfermos.

 

El presente y el futuro de la medicina
Es bueno saber que los recursos de diagnóstico como, puede ser explorar constantes químicas, celulares del organismo, hormonales, han incrementado de una manera considerable. Los grandes avances en la medicina son muy numerosos y complejos.

Gracias a las nuevas tecnologías como Internet, la Inteligencia Artificial o la Realidad Virtual, los pacientes se curan y curarán a distancia. Los registros médicos, historial, radiografías, vídeos, fotografías, etc., se comparten con profesionales de la salud. Ayudan a llevar a cabo un tratamiento y diagnóstico a distancia. Actualmente hay avances muy rápidos, y se han sacado muchas conclusiones de investigaciones, pero aún queda mucho camino por recorrer, queda mucho por hacer.