Real World Evidence y los beneficios del big data en el sistema sanitario

En nuestro sistema sanitario se manejan una cantidad inmensa de datos. Buscar y encontrar estos datos aporta una racionalización en cuanto al uso de recursos. Es un modo de prestar atención a los pacientes y facilitar una colaboración entre el sector público y la industria farmacéutica. De hecho, las farmacéuticas financian los proyectos del llamado ‘Real World Evidence’ y ‘Real World Data’ traducido como ‘Datos de la Vida Real’.

Según la ISPOR (International Society For Pharmacoeconomics and Outcomes Research) el ‘Real Word Data’ son los datos usados para tomar decisiones sobre medicamentos o procedimientos médicos que se recogen fuera de los ensayos clínicos aleatorizados. ‘Real World Evidence’ y ‘Real World Data’ no son exactamente el mismo concepto. ‘Real World Data’ son los datos que analizados correctamente nos conducen a las evidencias, es decir, al ‘Real World Evidence’.

La industria farmacéutica busca evidencias con estos Datos de la Vida Real (DVR), apuesta por ellos financiándolos. Esta herramienta es idónea para racionalizar el uso de los recursos, para saber cómo se encuentran los pacientes y facilitar una colaboración entre el sector farmacéutico y el público.

Utiliza los estudios de estos datos para destacar sus productos frente a su competencia. Además, estos Datos de la Vida Real permiten comparar múltiples alternativas de investigación o estrategias para informar sobre opciones terapéuticas óptimas. También les es útil al estimar riesgos y beneficios de un medicamento o de una nueva intervención a largo plazo. Cabe destacar los principales beneficios.

Beneficios de los DVR
– Bajo coste.
– Posibilidad de relacionar datos de distintas fuentes.
– Obtención de información acerca de las características de utilizar una intervención sanitaria en la práctica clínica.
– Estimación de la efectividad y la seguridad en una intervención a largo plazo.
– Obtención de resultados clínicos en poblaciones heterogéneas.
– Estudio de nuevas variables relevantes para los pacientes, como pueden ser la calidad de vida, la satisfacción respecto un tratamiento o funcionalidad.
– Obtener datos útiles para cálculo de costes de los servicios de salud.
– Rapidez.
– Mejor estimación de la efectividad de intervenciones cuando no se pueden realizar ensayos clínicos.

Feedback con el paciente
Las compañías farmacéuticas también se han dado cuenta de la importancia de escuchar a sus clientes que contactan a través de distintos canales como redes sociales, foros, encuestas, registros de llamadas en el call-center, etc. Se analiza el feedback de los pacientes y se gestiona su experiencia en todos sus puntos de contacto con la empresa.

Es interesante cuidar a los pacientes. Proporcionan los DVR, que complementan información generada a partir de ensayos clínicos aleatorizados, ya que las preguntas que se pretenden contestar mediante Datos de la Vida Real no suelen estar orientadas a comparar intervenciones sanitarias, sino a la forma en que se utilizan dichas intervenciones, a su seguridad y efectividad en condiciones de práctica clínica real, o al consumo de recursos sanitarios.