Diseñan un sujetador que detecta el cáncer de mama

Julián Ríos, un estudiante mexicano de 18 años, ha creado un sujetador que realiza un diagnóstico precoz del cáncer de mama gracias a sensores y tecnología aplicada. Se trata de un sostén que detecta el cáncer mediante un dispositivo que va registrando datos térmicos.

‘EVA’ es un nombre de chica con el que una mujer se puede sentir identificada. ¿Y si os decimos que es la Eva que más procura por una mujer, para detectar a tiempo el cáncer de mama? ‘Eva’ se trata de un dispositivo portátil accesible y no invasivo que analiza el riesgo de sufrir esta enfermedad.

Lamentablemente, 1,7 millones de mujeres serán diagnosticadas con cáncer de mama, igual que lo fue la madre de este joven CEO. Es la segunda causa de muerte más común entre las mujeres. Este gadget, que a la vez es una pieza de ropa, hará lo posible por evitar pasar por esto.

 

EVA integra 200 biosensores
Este sujetador cuenta con 200 biosensores encargados de mapear todo el pecho y su contorno. Analiza cambios en la textura, la temperatura y el color. Podría llegar a detectar el cáncer al notar alteraciones bruscas. Esta información se envía por Bluetooth al smartphone. Utiliza alogaritmos y tecnología de redes neuronales basada en datos y estudios sobre este tipo de cáncer. Como resultado, la usuaria recibe semanalmente informes en su smartphone. Además se le comunica a su oncólogo personal.

Se recomienda utilizar EVA una hora a la semana durante un mes para poder almacenar los datos de la usuaria. Así se pueden monitorear con una app en el smartphone. Cuanto más datos se obtengan, mejor. Su creador asegura que el “algoritmo tiene una eficacia en el diagnóstico del 93%. Esto es bastante elevado en comparación con elementos como la exploración y el ultrasonido, que oscilan entre el 20% y el 50%”.

Este sujetador inteligente tiene previsto salir a la venta a finales de este año, si consiguen las autorizaciones correspondientes de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). Esperemos que no se demore el proceso, ya que promete mucho. Ya han ganado 20.000 dólares en el Student Entrepreneur Awards y pueden obtener la mejor recompensa, la de salvar millones de vidas.