Software para crear apps de seguimiento de casos clínicos

ResearchKit

Apple ha sido nombrada como la empresa más innovadora del mundo, según la lista que publica anualmente la prestigiosa revista Fast Company. Y parte de esta distinción se debe a los avances que la compañía fundada por Steve Jobs está llevando a cabo para mejorar la atención médica y la investigación relacionada mediante plataformas como ResearchKit. Se trata de un software de código abierto que facilita la creación de apps con el objetivo de llevar a cabo estudios clínicos llegado a más participantes.

El desarrollo de Researchkit parte de la premisa de que el mayor reto al que se enfrentan habitualmente los investigadores es el de conseguir un número significativo y relevante de participantes. Poder registrar los datos mediante una aplicación en el móvil multiplica las posibilidades en este sentido. Además, los datos se pueden recoger con mayor frecuencia, ya sea a diario o incluso cada hora.

Hay numerosos ejemplos que ilustran el recorrido y alcance de Researchkit. Un buen ejemplo en la aplicación mPower, que supone el mayor estudio del párkinson de la historia. Desde su lanzamiento en 2015, más de 10 mil usuarios se han inscrito en esta aplicación. Y de ellos, sólo el 7% había colaborado antes en una investigación médica. Esta app cuenta, entre otras prestaciones, con un giroscopio para cuantificar la destreza, el equilibrio, la manera de caminar e incluso la memoria. Los datos recogidos no sólo están sirviendo para comprender mejor el Parkinson, sino que también están permitiendo que los investigadores puedan profundizar en factores que influyen en su evolución, como el sueño, el ejercicio físico o el estado de ánimo.

 

La aplicación Pregnancy también se ha desarrollado mediante este código abierto de Apple. La aplicación permite a las usuarios responder preguntas de forma anónima para que luego sean procesadas por los investigadores. Estamos hablando de, por ejemplo, cuestiones relacionadas con el uso de medicamentos, las vacunas o la ganancia de peso. Además, el estudio no se detendrá en el momento del parto, sino que continuará tras el nacimiento con cuestiones relacionadas con factores como el peso y altura del bebé.

La app también permitirá a las mujeres compartir datos biométricos con los mismos investigadores: pasos que realizan al día o cantidad de horas de sueño, por ejemplo. A cambio, la aplicación les dará a las embarazadas una visualización de sus tendencias de salud durante la gestación e, incluso, más adelante, una comparativa con otras mujeres con un perfil similar.

Otro ejemplo de app creada mediante Researchkit es Autism & Beyond, que ha permitido recopilar la reacción facial de niños y niñas a una serie de videos durante 18 meses. Para ello, la aplicación utiliza la cámara delantera del iPhone para grabar estos vídeos.

CAREKIT, EMPODERANDO AL PACIENTE
Con la misma filosofía que ResearchKit, Apple ha desarrollado CareKit, otra plataforma de código abierto que permite a los desarrolladores crear apps que faciliten a los pacientes hacer un seguimiento periódico de sus síntomas y la toma de su medicación. Los datos recopilados pueden ser además compartidos con los médicos de los usuarios. La aplicación One Drop es un buen ejemplo, pues incorpora varios módulos de CareKit para monitorizar el control de glucosa en pacientes con diabetes.

La app, que lee y registra el historial de las mediciones efectuadas por un glucómetro -el One Drop Chrome-, también monitoriza la actividad física de los usuarios y realiza recomendaciones personalizadas de, por ejemplo, cuántos carbohidratos habría que añadir en las comidas. La eficacia de la aplicación es un hecho: en un ensayo realizado durante cuatro meses con 250 usuarios de la aplicación vía iPhone y AppleWatch se constató una reducción media de un 1’36% en los valores de HbA1C (hemoglobina glicosilada), según publica JMIR Publications.