Una app para promover conductas saludables entre personas mayores

apps que promueven hábitos saludables

Las personas mayores son, en términos sanitarios, un colectivo de riesgo. La edad tiene una relación directa en la necesidad de atención médica, enfermedades crónicas e ingresos hospitalarios. Las complicaciones en patologías cardiovasculares y respiratorias son también más frecuentes en edades avanzadas, así como la incidencia y afectación de enfermedades comunes, como por ejemplo la gripe. Por tanto, cualquier programa o iniciativa que fomente conductas saludables entre las personas mayores siempre se presenta como un gran aliado para los propios afectados y afectadas y para el propio sistema sanitarios. Un buen ejemplo es el proyecto europeo Well Co, que pivotará sobre una aplicación basada en un entrenador virtual que, de forma personalizada, ayuda a los usuarios a adoptar y mantener conductas positivas para su salud.

Será además una empresa española, HI Iberia, quién coordinará la creación de esta aplicación en el marco del programa Horizon 2020, que cuenta con la financiación de la Comisión Europea. En el proyecto también participarán actores (pymes, universidades y centros tecnológicos y sociales) de Dinamarca, Países Bajos, Italia y Eslovenia.

La futura app no se limitará a realizar recomendaciones según los datos que cumplimente cada usuario, sino que irá mucho más allá. Está previsto, por ejemplo, que utilice interacción del lenguaje natural (NLi), evaluación de emociones afectivas (visuales y en conversación) e inteligencia artificial mediante el empleo de algoritmos que procesen los datos recogidos.

MENOR PRESIÓN PARA EL SISTEMA SANITARIO
Un estudio tutelado por la facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) ha servido para constatar la citada importancia que tiene la adopción de conductas saludables entre las personas mayores. Según esta investigación, cuyos resultados se han publicado en el American Journal of Preventive Medicine, aquellas personas de edad avanzada que combinan de 5 a 6 hábitos saludables reducen a la mitad el riesgo de polifarmacia, así como las visitas al médico de atención primaria y los ingresos hospitalarios.

Los seis hábitos analizados entre una muestra de más de 2500 personas fueron: nunca haber fumado, ser físicamente activo, seguir una dieta mediterránea, dormir 7-8 horas al día, estar sentado menos de 8 horas al día y no vivir solo.

APPS PARA MEJORAR LA ADHERENCIA TERAPÉUTICA
Las personas mayores, también a causa de la edad, son más propensas a olvidarse o no seguir de forma correcta los tratamientos médicos. Por eso son tan útiles apps como MediSafe, que funciona como un pastillero virtual. La app está pensada para que lo utilice el propio paciente o un familiar o cuidador de modo que pueda administrar las tomas del paciente. De hecho, sincroniza las cajas de pastillas de la familia en un lugar. Incluso tiene una opción para avisarte de cuándo debes regresar a por la farmacia para adquirirlas. La aplicación está ajustada para manejar determinadas enfermedades como diabetes, problemas cardíacos o cáncer. La app elabora un informe de progresos que se puede exportar para enviar a su médico.

Otro buen ejemplo es Diabeting. Esta app está desarrollada para motivar a pacientes con diabetes tipo 2 en la realización de ejercicios físicos prescritos por profesionales sanitarios. Impulsada por Social Diabetes con el patrocinio de Sanofi, tiene un doble objetivo: por un lado, pautar la prescripción médica de ejercicios personalizada para cada paciente, y, por el otro, facilitar a las personas con diabetes una mejora en su control.