El médico 3.0, preocupado por la infoxicación

médicos 3.0 preocupados por la infoxicación

Internet ha facilitado sin duda el acceso a la información en cualquier momento y desde cualquier lugar. Y con ello se ha multiplicado de forma más que exponencial la generación de contenidos en la red. Este hecho ha actualizado el término ‘infoxicación’, que se refiere al exceso de información sin valor o incluso negativa que hay disponible. Y esa particularidad es especialmente notoria en el ámbito de la salud, que supone uno de los principales motivos de inquietud y consulta en internet. Por ello, los profesionales sanitarios están cada vez más preocupados por la falta de revisión de los contenidos de tipo médico en la red. Así se constata en el estudio ‘El Médico 3.0’, realizado por Doctoralia y que se presentó en el II Congreso Nacional de eSalud.

El citado estudio, que se ha realizado de forma simultánea en España, Brasil, México y Polonia, señala que tres de cada cuatro profesionales sanitarios alertan de la falta de revisión por un especialista de la información en la red que consultan sus pacientes. Además, al 45% de los médicos españoles les preocupa la gran cantidad de información que existe en Internet, mientras que un 42% de los especialistas advierten que este tipo de información no está además actualizada con los últimos avances médicos. Es más, el 21% de los encuestados advierten de que sus pacientes no pueden encontrar en la red todo lo que necesitan. 

El doctor Frederic Llordachs, cofundador de Doctoralia, señala a Europa Press la necesidad de acompañar el empoderamiento informativo de los pacientes, “que están muy acostumbrados a consultar la red para saber más acerca de cualquier tipo de enfermedad“. “Lo que pasa -advierte- es que la información que encuentran no siempre está revisada ni actualizada, por lo que el contenido y las respuestas pueden ser bastante perjudiciales y a menudo alarmantes para ellos”.

 

¿CÓMO COMBATIR EL PROBLEMA?
Partiendo de la base de que los profesionales de la salud creen necesaria la recomendación de webs de salud donde encontrar información de calidad que sirva de ayuda real al paciente,  el punto de partida ha de ser de guiar a éste hacia webs certificadas. Además, se le debe advertir sobre la necesidad de que cuando consulte otros portales e informaciones compruebe si se incluyen fuentes oficiales y vean si existe un posible patrocinio del contenido. El objetivo es evitar que las consultas a informaciones no veraces, incorrectas o no actualizadas deriven en la automedicación, tendencia que siguen uno de cada cinco españoles afectados por síntomas de resfriado o gripe, según un reciente estudio avalado por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

LA REACCIÓN DE GOOGLE
También Google está adaptando y mejorando su servicio atendiendo al hecho de que, según sus propios datos, los resultados combinados de términos médicos como ‘sinusitis’, ‘resfriado’ o ‘gripe’, representan una de cada 20 búsquedas. Por este motivo, desde el pasado mes mayo se han añadido resultados de más de 900 enfermedades y sus descripciones. La compañía ha recopilado la información bajo la coordinación y validación de un equipo de médicos y la tutela de la Clínica Mayo. No obstante, Google insiste en que ninguna información puede reemplazar una visita al médico.