Biopsias virtuales para detectar lo que el ojo no ve

noticia |
biopsias virtuales para detectar lo que el ojo no ve

No nos cansamos de repetir que ningún software podrá sustituir nunca la labor, diligencia, experiencia e intuición de un médico especialista. Pero sí puede ser un gran aliado para mejorar diagnósticos y tratamientos. Es lo que ocurre con las biopsias virtuales, que se están imponiendo como una herramienta clave para interpretar imágenes clínicas y evitar punciones.

Un buen ejemplo, pionero y ‘made in Spain’, es la plataforma Quibim, que analiza imágenes radiológicas utilizando algoritmos que trabajan sobre los píxeles para ofrecer información que el ojo humano no puede obtener. Simplificando, el aporte de las biopsias virtuales es que ayudan en la cuantificación del diagnóstico. Por ejemplo, gracias a esta técnica se puede complementar el diagnóstico de que la atrofia del cerebro es moderada, asegurando en qué punto del cerebro el paciente ha perdido sustancia gris desde la última vez 
que vino.

Aparte de la precisión cuantitativa, las otras dos ventajas de Quibim son evidentes: se evitan daños y se elimina el sesgo de la punción al ofrecer una visualización “global” de todos los órganos. Esta tecnología también se ha demostrado eficaz en estudios hepáticos, pues su modelo matemático permite obtener los mismos resultados que los registrados tras pinchar el hígado del paciente para ver la cantidad de la grasa.

Estas biopsias virtuales han sido utilizadas en el Hospital La Fe de Valencia y en el Hospital Vall d’Hebron, si bien se ofertan a nivel mundial desde su propia web. El funcionamiento de Quibim es muy sencillo: como las imágenes médicas son digitales, éstas se envían a una plataforma central para que, a través de algoritmos automáticos, extraer análisis y resultados que se comparten con los profesionales.

 

 

DETECTAR EL CÁNCER INVISIBLE
Otro ejemplo de referencia relacionado con las biopsias virtuales también tiene acento español. Concretamente maño. Y es que el investigador aragonés Alberto Jiménez Schuhmacher ha conseguido resultados esperanzadores contra el tumor cerebral más letal: el glioblastoma multiforme. El diagnóstico de este tumor se da cuando éste ya da síntomas y está avanzado. En este sentido, las técnicas de imagen actuales tienen muchas limitaciones y dan una idea anatómica a veces imprecisa. El resultado es que se debe recurrir a una biopsia intracraneal. No obstante, Jiménez Schuhmacher ha ideado una biopsia virtual que, según ha declarado a Diario Médico, “combina la elevada especificidad de los agentes dirigidos por anticuerpos con la alta resolución espacial, la sensibilidad y las capacidades cuantitativas de la PET (tomografía de emisión de positrones). Es el equivalente a hacer una inmunohistoquímica en una biopsia, pero mirando todo el tumor, in vivo, en 3D y sin tocarlo”.

 

Valora esta noticia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...