Inteligencia artificial para decidir el tratamiento clínico

salud e inteligencia artificial

La revolución digital es la revolución de la información, pues facilita su acceso y compartición en cualquier momento y desde cualquier lugar. Es lo que los expertos denominan ‘tecnologías conectadas’, y que, en el ámbito de la salud, adquieren especial relevancia pues facilitan el intercambio de datos que pueden ayudar a mejorar diagnósticos y tratamiento. Un buen ejemplo es el proyecto realizado de forma conjunta por la Universitat Politècnica de Valencia (UPV), el Norwegian Centre for E-health Research y la Open University, que han desarrollado una técnica de inteligencia artificial que facilita a los profesionales médicos el acceso a sistemas de ayuda a la decisión clínica en el tratamiento de pacientes.

Esta técnica consiste en el mapeo de la información de los Sistemas de Salud de diferentes países para generar así ‘bibliotecas nacionales’ que ayuden en el abordaje médico. El resultado es que los profesionales sanitarios pueden acceder a una guía clínica digital en la que se compila la mejor forma de tratar diferentes patologías.

Según ha señalado a Efe Luís Marco, investigador del Norwegian Centre for E-health Research y colaborador del grupo SABIEN-ITACA de la UPV, este proyecto busca agilizar el acceso “a la mejor evidencia disponible y tomar decisiones a partir de ella“.

El funcionamiento ilustra la interconexión remota de datos: el sistema de historia clínica electrónica, al detectar un estado de un paciente con una patología concreta, se conecta al sistema de ayuda y determina cuál es la mejor forma de proceder según la guía. De esta forma, genera una recomendación al doctor que, en todo caso, decide si sigue el consejo o no según su propio criterio.

SERVICIOS WEB SEMÁNTICOS
La técnica de esta plataforma está basada en la aplicación de servicios web semánticos que utilizan inteligencia artificial para que las máquinas puedan localizar y acceder a los sistemas de ayuda.

Marco ha señalado que, por ejemplo, si un médico tiene un paciente con una patología cardiaca, podría conectarse a la guía clínica para tratar la Fibrilación Atrial que ha desarrollado el Hospital La Fe de València y utilizarla en el tratamiento de sus pacientes.