El reconocimiento facial del iPhone y su aplicación en salud

noticia |

El iPhone X ha sido el gran protagonista en la presentación de los renovados productos de Apple. Y sin duda es su nueva función de desbloqueo la novedad que más repercusión ha generado: el dedo deja paso a los ojos, pues desaparece la identificación mediante huella dactilar en favor de la autenticación facial. El nuevo iPhone, con tecnología bautizada como Face ID, dispone dos cámaras frontales con sensor de infrarrojos para reconocer ambiente, distancia y patrones basados en redes neuronales para que reconozcan al dueño incluso en la oscuridad. 

Face ID emite 30.000 puntos infrarrojos invisibles que ayudan a reconstruir el modelo matemático de la cara de cada usuario. Se trata de una cantidad lo suficientemente elevada como para poder detallar y dejar al margen elementos no coincidentes que son muy fáciles de cambiar en un rostro, como pueden ser unas gafas, el maquillaje o la barba. Esta tecnología servirá también para los pagos de Apple y en aplicaciones de terceros.

Esta nueva forma de autenticación mediante reconocimiento “visual” tiene sin duda un gran potencial en aplicaciones médicas. De hecho, la posibilidad de contar con estas redes neuronales artificiales puede facilitar la detección temprana de enfermedades como el cáncer y ajustar mejor los diagnósticos. Al reconocer patrones y almacenar información, la interpretación de biopsias o radiografías, por ejemplo, son acciones donde este reconocimiento biométrico puede ser de gran utilidad.  

 

APPLE WATCH DETECTARÁ RITMOS CARDÍACOS ANORMALES

Tras la presentación del nuevo Iphone X, el director ejecutivo de Apple, Tim Cook,  también avanzó las novedades del Apple Watch 3, entre las que destacan algunas aplicaciones relacionadas con la salud. El nuevo reloj permitirá por ejemplo medir ritmos cardíacos irregulares, lo que puede ser de gran ayuda para afectados y afectadas por arritmias.

Para desarrollar esta nueva aplicación, Apple ha trabajado con una startup llamada Cardiogram y con la Universidad de California. Y el resultado fue esperanzador dese el principio: en un estudio inicial comprobaron que Apple Watch era capaz de detectar un ritmo cardíaco anormal con un 97 por ciento de precisión. 

 

 

 

¿MEDIR LOS NIVELES DE GLUCOSA?

Aunque no hubo confirmación oficial en la presentación de la tercera versión del reloj de Apple, fuentes de la compañía reconocen que, como avanzamos en Campus Sanofi, están trabajando para que éste sea capaz de obtener los niveles de azúcar gracias a una correa especial que se venderá por separado. Este sistema supondría una revolución, al ser capaz de monitorizar los niveles de glucosa de forma mucho menos invasiva. Actualmente la medición de estos niveles ser realiza a partir de una muestra de sangre obtenida tras un pequeño pinchazo en el dedo.  

Valora esta noticia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...