Usos y dudas de WhatsApp como asistente médico

noticia |
Uso médico WhatsApp

Bajo el nombre de Proyecto Ángela se esconde un proyecto de asistente virtual de ayuda a los pacientes crónicos de cualquier enfermedad. De hecho, la idea se apoya en la plataforma de mensajería WhatsApp para realizar el seguimiento del paciente. Los impulsores de la idea señalan que se trata de un servicio en el que la citada asistente virtual, llamada Ángela, recomendaciones y pautas a los pacientes para que sobrelleven mejor su enfermedad. Además, la información recabada por Ángela se compartirá después con profesionales sanitarios como base de estudio y para posibles mejoras de tratamientos. Este proyecto, que les valió a sus impulsores el premio Everis-Health & Social Care Integration, es un ejemplo de las posibilidades que ofrece WhatsApp en el ámbito de la eSalud.

La opción de chatear con especialistas médicos es ya una realidad a través de diferentes aplicaciones. Es el caso, por ejemplo, de MyDoctorApp, que pretende conectar a pacientes y facultativos las 24 días del día y los 365 días del año. Los profesionales que integran la nómina de este servicio han acreditado previamente su especialidad y formación continuada, además de su colegiación. De esta forma, las consultas no las atiende el ‘doctor Google’, sino un doctor con nombre y apellido, elemento clave para sus impulsores. Oro ejemplo es Mediktor, la primera aplicación que evalúa los síntomas del paciente y que también permite chatear con especialistas. En ambos casos, su desarrolladores insisten en que esta comunicación online no puede sustituir en ningún caso a una visita médica presencial. Y éste es precisamente el principal recelo que levanta también el uso de WhatsApp entre los profesionales sanitarios. Aunque tienen otros.

Desde el Grupo de Nuevas Tecnologías de la Sociedad Madrileña de Medcina Familiar y Comunitaria (SoMaMFyC), se entiende que esta herramienta de mensajería digital puede ser útil para comunicación entre sanitarios . Y también entre pacientes, aunque, advierten, “debemos tener más cuidado ya que el sistema no está cifrado y no cumple los requisitos legales para la transmisión de información en salud”.

DISPONIBILIDAD LIMITADA Y LEGALIDAD
Muchos médicos se resisten a atender dudas médicas con sus pacientes por WhatsApp porque temen que éstos entiendan que cuentan con una disponibilidad absoluta para hacer consultas a cualquier hora, esperando una respuesta inmediata. La otra gran reticencia de este colectivo reside en el marco legal de esta plataforma. De hecho, los juristas advierten que WhatsApp puede comprometer la responsabilidad civil médica, por lo que los profesionales que lo utilicen con sus pacientes han de dejarles muy claro que sus indicaciones o recomendaciones son provisionales, basadas en lo que el paciente le está informando y no interpretables como una consulta médica o un diagnostico.

 

 

Valora esta noticia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...