La impresión en 3D gana terreno en los hospitales

noticia |
bioimpresora piel

El Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial del Hospital Vall d’Hebron fue pionero en 2014 al utilizar la cirugía asistida tridimensional por ordenador en las intervenciones. Luego el tratamiento de sus pacientes también ha evolucionado con el diseño y la elaboración de prótesis personalizadas utilizando la impresión 3D de titanio. Esta impresión permite a la vez incorporar implantes, de forma que el tratamiento para los pacientes es menos complejo. Se trata de un ejemplo de cómo esta nueva tecnología está ganando terreno en los hospitales españoles.

Uno de los primeros centros en emplear la impresión en 3D fue el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, donde esta técnica tiene otras aplicaciones a parte de la obtención de prótesis y ortesis a medida. Por ejemplo, la modelización de réplicas de órganos afectados del paciente, que permite al cirujano planificar la operación para poder “operar antes de operar” en casos oncológicos complejos, y el desarrollo de guías para la cirugía, muy útiles en las reconstrucciones craneofaciales.

El área de Oral y Maxilofacial ha sido en todo caso la primera en aplicar la impresión 3D en la mayoría de hospitales. Pero otras especialidades empiezan a darle recorrido. Por ejemplo el Servicio de Cardiología intantil del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, que desarrolla modelos cardíacos infantiles para clarificar la decisión terapéutica. En esta línea también trabaja el Hospital La Paz de Madrid. En declaraciones a Diario Médico, su jefe de Cardiología Infantil, Federico Gutiérrez Larraya,  reconoce que en el caso de las malformaciones congénitas cardiacas del niño y del adulto, los modelos 3D son muy adecuados para “ensayo y entrenamiento previo de todos los equipos, puesto que los casos reales son muy variados y distintos”. Sin embargo, también recomienda “conducir con prudencia”, al menos en el ámbito cardiológico, en el que “podemos imbuirnos en una burbuja. Hay que investigar para conseguir impresiones biológicas”

BIOIMPRESIÓN DE PIEL TRASPLANTABLE
El reto principal de la impresión 3D es el de conseguir reproducir fielmente tejidos del cuerpo humano que puedan ser implantados. Si se consigue se abriría la puerta a cubrir la demanda actual de donación de órganos. Un ejemplo de esta aplicación es la bioimpresora en 3D desarrollada por investigadores españoles que fabrica piel humana totalmente funcional. De hecho, esta piel es apta para el trasplante y también puede usarse en la investigación y testeo de productos cosméticos y farmacéuticos.

Esta bioimpresora ha sido desarrollada por la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), la unidad de Ingeniería Biomédica de la Unidad Mixta Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT). En el diseño del prototipo han participado investigadores del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid y la empresa BioDan Group, que comercializará el producto. 

 

 

 

Valora esta noticia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...