Sistema pionero que alerta en tiempo real de los infartos de miocardio

noticia |
sistema pionero de monitorización de posibles infartos

El Jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Reina Sofía de Murcia, Tomás Vicente, es uno de los fundadores de un sistema pionero de monitorización que alerta en tiempo real de los infartos de miocardio. Bajo el nombre de Copcar, el objetivo de esta nueva plataforma es reducir “drásticamente” los tiempos de respuesta ante un accidente cardiovascular gracias a su integración con los servicios de emergencia. Y es que la monitorización del paciente se realiza de forma constante gracias a un sensor incorporado a una camiseta o peto. El dispositivo registra y transfiere las señales al móvil, que se encarga de procesarlas y evaluarlas mediante algoritmos definidos por el especialista. Si se detectan registros que indican riesgo de arritmia o paro cardíaco se deriva una alarma al Centro de Coordinación de Emergencias 112 junto con los datos y localización del afectado o afectada.

Copcar, según sus propios fundadores, es un sistema pensado para las personas que han sufrido o tienen riesgo de padecer algún tipo de anomalía cardiovascular. La prenda sensorizada puede detectar “en tiempo récord” un amplio rango de cardiopatías, como arritmias graves, anginas de pecho o infarto de miocardio, aumentando así la probabilidad de supervivencia. Los datos avalan este sistema pionero de monitorización cardíaca: según sus cálculos, el tiempo de respuesta ante una situación de riesgo, incluyendo la llegada de la unidad móvil medicalizada y la estabilización del paciente, es de 16 minutos. Este intervalo aumenta hasta los 70 minutos en lo que ellos denominan “pacientes expertos” y hasta los 135 en personas que sufren por primera vez esta situación.

 

 

MENOS SECUELAS. MENOS MIEDO
El otro fundador de Copcar, Carlos Jiménez, fue jefe de Sistemas de Información y Comunicación del Hospital Carlos III de Madrid. Jiménez recuerda que más de 130 mil personas mueren al año en España por una enfermedad relacionada con el corazón. “Con nuestro sistema hemos reducido en un 80% el tiempo de estabilización del paciente con crisis cardíaca, disminuyendo, así, el índice de mortalidad, riesgo de secuelas y gasto derivado”, señala.

El otro valor añadido de este nuevo sistema de monitorización remota es que contribuye a reducir el miedo y ansiedad que provoca el riesgo de un nuevo infarto entre pacientes que ya lo han sufrido.

Valorar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...