fbpx

Wearables para la atención de patologías cerebrales

noticia |
wearables y enfermedades cerebrales

Una de las ventajas indiscutibles de la denominada ‘eSalud’ es la monitorización de datos de pacientes gracias, sobre todo, a dispositivos móviles y ‘wearables’. Los primeros habilitan apps tanto para particulares como profesionales, mientras que los segundos suponen un mercado en clara expansión: sólo en 2016 se vendieron 102 millones de estos ‘accesorios inteligentes’. Y atendiendo precisamente a las posibilidades que ofrecen ‘wearables’ y teléfonos móviles se ha desarrollado el Programa de Evaluación Remota de la Enfermedad y la Recaída-Sistema Nervioso Central (Radar-CNS por sus siglas en inglés), proyecto de investigación europeo destinado a monitorizar a afectados por depresión mayor, epilepsia y esclerosis múltiple.

En este proyecto participan 24 organizaciones. Y entre ellas figura el Centro de Investigación Biomédica en Red (Ciber) a través de dos de sus áreas temáticas de salud mental (Cibersam) y bioingeniería, biomateriales y nanomedicina (Ciber-BBN).  La nueva plataforma integra a expertos de diversas disciplinas en investigación clínica, ingeniería, informática y análisis de datos. El foco de estudio y aplicación se ha centrado en la epilepsia, la depresión y la esclerosis múltiple porque, aunque son enfermedades distintas con diferentes causas y síntomas, las tres están relacionadas con el deterioro cerebral y afectan gravemente la calidad de vida los pacientes y sus familiares.

Josep Maria Haro, investigador del Cibersam, avala este proyecto señalando que “la posibilidad de monitorización continua y remota con la utilización de teléfonos inteligentes y tecnología wearable ofrece una completa información sobre el estado del paciente con un nivel de detalle que era inalcanzable con anterioridad. El acceso a esta información detallada favorece la aplicación de tratamientos preventivos. Además, el abordaje puede comenzar potencialmente antes de que la salud del paciente se deteriore”.

El objetivo de este programa europeo es que la información que se genere contribuya a mejorar la asistencia clínica, pues ofrecerá un mayor detalle de la situación del paciente así como del pronóstico de su evolución. Es más, según sus impulsores, será posible detectar si un paciente está comenzando a tener problemas antes de que hayan evidencias clínicas.

 

LOS PACIENTES, CLAVES EN EL PROYECTO
Atendiendo a su monitorización mediante smartphones y wearables, la involucración desde el principio de los pacientes es clave en Radar-CNS. Los afectados y afectadas guiarán a los investigadores sobre cómo implantar las tecnologías de medición remota, de manera que sean aceptables y confortables, garantizando también su privacidad y seguridad. Además, siempre que sea posible, el proyecto utilizará tecnologías de bajo coste y la investigación se desarrollará de manera que los resultados puedan ser trasladados a otras enfermedades. Y es que el objetivo final es que los beneficios potenciales de esta tecnología de medición remota pueda generalizarse en muchos otros aspectos de la atención médica.

El proyecto, que arrancó en 2016 y continuará hasta 2021, ha recibido financiación de la Iniciativa de Medicamentos Innovadores (IMI), que está apoyada
por el programa de investigación e innovación Horizon 2020 de la Unión Europea y por la Federación Europea de Asociaciones e Industrias Farmacéuticas (EFPIA).

 

Foto: radar-cns.org

Valorar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...