El auge de los estetoscopios inteligentes

noticia |
Auge de estetoscopios inteligentes

El departamento de Cardiología del Hospital Ramón y Cajal presentó la semana pasada un dispositivo de ecografía que se conecta a una app y muestra toda la información del paciente en la pantalla del móvil o tablet. Este estetoscopio inteligente, que cabe en el bolsillo, genera imágenes de gran definición y en color de la circulación sanguínea, así como de la apertura y cierre de las válvulas cardíacas. Una visualización que permite simplificar diagnósticos y agilizar las intervenciones en casos de ictus, por ejemplo. Sin duda, un paso más en la mejora de una herramienta médica imprescindible desde hace más de 200 años.

Este estetoscopio inteligente, que llega a Europa tras el visto bueno de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) tiene un precedente en el Eko Core, un sensor que se inserta en el tubo del estetoscopio para generar registros digitales de los latidos del corazón. Los datos se envían vía bluetooth a un smartphone y portal web. También en 2010, Peter Bentley, un investigador del University College London, desarrolló iSethoscope, un programa informático que convertía el iPhone en un estetoscopio para medir la frecuencia cardíaca.

Pero los estetoscopios inteligentes no sólo se están desarrollando para ayudar a los cardiólogos. Un buen ejemplo es Energy, un programa ideado por un equipo de ingenieros electrónicos de la Universidad Complutense y el CSIC. Consiste en un estetoscopio digital para auscultación pulmonar remota que pueden utilizar personas sin formación médica. Los datos son transmitidos al médico asignado, permitiendo un mayor control y prevención de riesgos.

El Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT por sus sigas en inglés) fue el primero en desarrollar un estetoscopio inteligente para el diagnóstico de enfermedades pulmonares. Sus creadores, Rich Fletcher y Dan Chamberlain, recuerdan que su objetivo era crear una herramienta de bajo coste que pudiesen utilizar los profesionales que trabajan en la India, donde en 2015 sólo había una docena de laboratorios con el equipamiento adecuado para el diagnóstico de enfermedades pulmonares.

 

 

También los particulares tienen a su alcance estetoscopios inteligentes. Es el caso de TytoHome, dispositivo aprobado ya por la FDA y que permite una auscultación en casa, compartiendo luego los resultados, vía teleconferencia, con un profesional sanitario. Este estetoscopio registra el ritmo de los latidos del corazón, así como la actividad pulmonar. También permite la visualización de oídos, nariz y boca. Los profesionales sanitarios tiene su propia versión exclusiva, TytoPro.

 

Valorar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...