fbpx

Dudas sobre el uso sanitario de los drones

noticia |
uso sanitario de drones

El tiempo es una variable capital en la atención sanitaria. Y cualquier dispositivo que ayude a reducir los plazos de atención e intervención tiene mucho ganado. Es el caso de los drones o Vehículos Aéreos No Tripulados (UAS, por sus siglas en inglés), cuyo uso en salud empieza a generar resultados muy positivos. No obstante, también hay voces autorizadas que alertan sobre posibles condicionantes, como su manejo profesional, la gestión del espacio aéreo o la recolección de datos.

Entre las luces que acompañan el uso de drones en el ámbito sanitario destacan, aparte de las vinculadas a la temporalidad, las relacionadas con la accesibilidad a lugares remotos o afectados por catástrofes medioambientales. El mejor ejemplo tiene nombre propio: Zipline, una start up de San Francisco que, a finales del año pasado, firmó un convenio con el gobierno de Ruanda para que sus pequeños aviones robóticos distribuyan sangre y sus derivados a 20 hospitales y centros de salud. De esta forma, esta compañía protagonizó la primera entrega sanitaria comercial a través de drones. ¿Cómo funciona el sistema? Sencillo: desde una sola base central, los artefactos son cargados con el material solicitado y, sin necesidad de piloto, enviados al lugar indicado. Una vez allí, se activa un paracaídas que desciende poco a poco con el contenido.

 

 

Otro ejemplo que avala el uso de drones con fines sanitarios se localiza en Argentina, donde el club de fútbol Boca Juniors dispone de un UVA que, en caso de emergencia, puede transportar un desfibrilador a cualquier parte de su propio estadio.

EL HOSPITAL JOHNS HOPKINS LOS PRUEBA
También el Hospital Johns Hopkins de Baltimore, en Estados Unidos, está sopesando la posibilidad de utilizar drones para transportar sangre, fármacos y vacunas de forma segura mediante drones. El primer reto, el de mantener una temperatura adecuada para este tipo de contenido, se ha solventado tras año y medio de pruebas. Y el centro empieza a planificar envíos de pruebas entre el hospital y el campus universitario de Bayview. Ian Watson, director ejecutivo de la American Traume Society, reconoce en The Baltimore Sun que los drones “pueden convertirse en una opción real en breve, atendiendo a que una rápida entrada de productos urgentes puede salvar vidas de pacientes cuando una ambulancia o helicóptero no puedan hacerlo de forma más rápida”.

GESTIÓN DEL ESPACIO AÉREO
Entre las sombras alargadas que se ciernen sobre el uso sanitario de los drones hay una notable: la gestión del espacio aéreo. En este sentido, la NASA lidera un estudio para implementar un sistema seguro de organización de estos vehículos no tripulados. Para ello han desarrollado un plataforma que, en tiempo real, da seguimiento a los drones y procesa datos meteorológicos reales y simulados. Esta información sirve para alertar a los operadores de posibles conflictos con otras aeronaves.

 

Foto: Web de Zipline.

Valorar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...