fbpx

Los orígenes de la teleasistencia sanitaria

noticia |

Terminología como teleasistencia, telemedicina o salud electrónica pueden resultar extremadamente contemporáneos, sin embargo existen muchísimos antecedentes históricos que explican el nivel de desarrollo en el que nos encontramos.

Podríamos remontarnos a la invención del telégrafo en 1837 y del teléfono en 1876, ya que también una conversación telefónica entre un médico y su paciente puede ser considerada en realidad teleasistencia, ya que no se produce presencialmente.

Cada vez que ha habido un avance en las telecomunicaciones, dicho avance se ha incorporado al campo de la salud, que siempre se ha nutrido de los últimos avances tecnológicos.

En el año 1896 se inventa la radio, la cual cosa permite la comunicación mediante radio para ofrecer servicios médicos a terrenos tan lejanos como la Antártida.

En el año 1948 se transmiten por primera vez imágenes radiológicas a través del teléfono entre los hospitales de West Chester y Filadelfia, que se encuentran separados por 38 kilómetros.

Son pioneros a finales de los años 50 un grupo de psiquiatras que utilizan por primera vez un sistema de comunicaciones a través de vídeo en el Nebraska Psychiatric Institute: mediante un sistema de televisión interactiva y bidireccional que permitía transmitir exploraciones neurológicas y así comunicación entre diferentes profesionales.

Como no podía ser de otra manera, la NASA también está implicada en el desarrollo de los sistemas de telemedicina. La preocupación por el estado de salud de los astronautas a miles de kilómetros de la tierra y sometidos a la ingravidez, genera la necesidad de establecer medios de comunicación y posibilidad de controlar las constantes vitales durante las misiones espaciales.

Todos estos avances se produjeron lentamente y durante unos años posteriores, en la década de los 80, el interés decae, hasta brotar de nuevo en tiempos más recientes, cercanos a nuestra vida actual. La mejoría de las infraestructuras de comunicación, la mejoría de la calidad de las videoconferencias y sobre todo la generalización y el desarrollo tan rápido y exponencial de internet, han hecho que los proyectos de telemedicina hayan crecido de forma extraordinaria.

Actualmente la mejoría de la movilidad propiciada por la comunicación sin cables y los dispositivos portátiles nos hace vivir otro momento. La m-health es sin duda una de las últimas revoluciones dentro del intento de llevar la comunicación médico paciente más allá de las consultas.

Valorar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...