fbpx

Bipolar Disorder and substance use disorders Madrid Study on the prevalence of dual disorders / pathology

noticia |

Arias F, Szerman N, Vega P, Mesias B, Basurte I, Rentero D.
Adicciones 2016; Mar 2: 782
doi: 10.20882/adicciones.782

El trastorno bipolar presenta una elevada comorbilidad con los trastornos por uso de sustancias. Diferentes datos sugieren que constituye el diagnóstico del Eje I según DSM-IV con cifras más elevadas de trastornos por uso de sustancias asociados. Esta situación conlleva aspectos diferenciales a nivel clínico y terapéutico. En Patología Dual esta comorbilidad constituye uno de los diagnósticos más relevantes en diferentes estudios epidemiológicos que analizan las cifras de prevalencia de patologías mentales en pacientes que consumen sustancias. En nuestro país existen pocos datos en este campo.  La revista Adicciones en el inicio de su nueva andadura, publica un trabajo de un grupo español en este interesante tema. Concretamente el trabajo analiza los datos del Estudio Madrid en relación a las características de los pacientes con trastorno bipolar y trastorno por uso de sustancias en relación a patología dual.

Desde esta perspectiva, los autores analizan los datos de los pacientes que realizan un programa de tratamiento ambulatorio en servicios sanitarios públicos de la Comunidad de Madrid, tanto en las redes públicas de Salud Mental como en los centros de tratamiento para las adicciones. La muestra estaba compuesta por 837 pacientes en total. Todos los sujetos del estudio fueron evaluados mediante la entrevista Mini International Neuropsychiatric Interview (MINI) para el diagnóstico de los trastornos mentales del eje I y con la escala Personality Disorder Questionnaire (PDQ) para el diagnóstico del trastorno de personalidad.

Entre todos los pacientes de la muestra, se encontró que 174 sujetos presentaban un diagnóstico a lo largo de la vida de trastorno bipolar. Concretamente 83 trastorno bipolar tipo I y 91 con un trastorno bipolar tipo II. La mayoría de los sujetos presentaban algún diagnóstico para un trastorno por uso de sustancias. Al analizar específicamente los pacientes de la red de Salud Mental (208 sujetos), 21 presentaban el diagnóstico de trastorno bipolar. Entre estos, poco más del 60% (13 sujetos) presentaban un diagnóstico de trastorno por uso de sustancias y se consideraban “pacientes duales”. Mientras tanto, entre el resto de pacientes de la red de Salud Mental sólo un 33% tenían un diagnóstico comórbido de trastorno por uso de sustancias. Estas diferencias eran significativas a nivel estadístico (p= 0,03).

Por otro lado, en el grupo de pacientes que realizaban seguimiento en los centros de tratamiento para uso de sustancias (n=629) se encontró que un 24,3% (n=153) presentaban un diagnóstico comórbido de trastorno bipolar. Este subgrupo de pacientes con trastorno bipolar presentaba mayor prevalencia de adicción al alcohol y cocaína que el resto de pacientes atendidos en estos dispositivos. Los autores observaron otras diferencias con relevancia clínica, por ejemplo una edad de inicio al consumo de alcohol más temprana que el grupo de adictos sin trastorno bipolar. Este subgrupo de pacientes bipolares duales presentaba cifras elevadas de comorbilidad, sobre todo con trastornos de personalidad, otros trastornos de ansiedad y mayor riesgo suicida.

Estos datos constatan la relevancia de la comorbilidad entre trastorno bipolar y trastorno por uso de sustancias, especialmente alcohol y cocaína. Este aspecto ha de ser tenido en cuenta, no sólo a nivel clínico sino también en el manejo terapéutico de ambas situaciones clínicas.

Valorar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...