Wearables 2016 para tomar el control de la salud

noticia |
  • Bombas de insulina, oxímetros de pulso y chips ingeribles, wearables que llegan en 2016 para controlar la salud.
  • En 2025 existirán más de tres millones de sensores portátiles.

 La tecnología wearable cada vez se integra más en el día a día de las personas, convirtiéndose en una aliada a la hora de mantener nuestro rendimiento físico y nuestra salud bajo control. De hecho, según un informe de la firma IDTechEx, se espera que para el año 2025 contemos con 3 millones de sensores portátiles, de los cuales, más del 30% serían nuevos tipos de dispositivos destinados a la medición inercial -como acelerómetros-; electrodos portátiles; sensores químicos, ópticos, de impacto y de temperatura.

La clave del éxito de estos sistemas está en la combinación de dispositivos móviles y sensores, de gran utilidad para el control médico y la gestión de enfermedades en todo momento, como podemos ver en algunas de las novedades en wearables relacionadas con la salud que llegan en 2016:

Embrace Watch. Es un reloj inteligente especialmente diseñado para predecir los ataques epilépticos mediante la monitorización de las señales fisiológicas en tiempo real, gracias a un sensor que registra los parámetros del sudor. Este smartwatch también puede programarse para enviar alertas a los teléfonos móviles de familiares y médicos.

WRISTOX2. Otro dispositivo de pulsera, en este caso, es un oxímetro de pulso, creado para pacientes con enfermedades crónicas respiratorias como asma o EPOC, que están en riesgo de sufrir una insuficiencia cardíaca congestiva. Ofrece lecturas de los niveles de oxígeno en sangre de gran precisión y ayuda a reducir las dificultades asociadas a los estudios de oximetría durante las horas de sueño. Cuenta con conexión bluetooth para la transmisión inalámbrica de datos.

Microchips ingeribles.  Discover es un nuevo sistema de evaluación digital de la salud basado en un microchip que viene dentro de una píldora para ser ingerido por el paciente y un parche que va adherido a la piel. Su función principal es evaluar la adhesión al tratamiento por parte del paciente y la respuesta de su organismo ante la medicación. Por los momentos sólo es utilizado en pacientes hipertensos y con insuficiencia cardíaca, aunque próximamente esperan ampliar su uso para la monitorización de otras enfermedades.

MiniMed. Es una bomba de insulina con una función para la monitorización continua de la glucosa que administra automáticamente la insulina de acuerdo a las necesidades individuales. También suministra notificaciones tempranas sobre los niveles mínimos y máximos de glucosa que le permiten al paciente actuar de forma preventiva ante los cambios en el nivel de azúcar. Puede conectarse con la aplicación MinimedConnect al iPhone o iPod touch, facilitando la comprobación de los datos del sensor de glucosa, nivel de insulina y la insulina disponible en el depósito.

Gamificación para el dolor de espalda. El  kit Valedo es un entrenador digital para ayudar a los pacientes a realizar de forma correcta la terapia de ejercicios para el dolor de espalda. Se compone de sensores y una aplicación móvil que, mediante video juegos, guía los ejercicios. Asimismo, incluye el seguimiento de los progresos y la posibilidad de compartirlos.

Un wearable para controlar el dolor crónico. QUELL, colocado en la pantorrilla, envía impulsos eléctricos al cerebro y bloque el dolor mediante los mecanismos naturales del organismo.

 

¿Qué os parecen estos nuevos wearables? ¡Dejad vuestros comentarios!

Valora esta noticia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...