Controversias y nuevos retos de la psiquiatría para las personas mayores

noticia |

Dra. Noelia Olmo López

Una elevada prevalencia de trastornos mentales en la edad avanzada, así como la gran controversia en relación a la prevención, tratamiento y gestión de recursos en esta población por parte de los diferentes profesionales que abordan la patología psicogeriátrica, hizo que en el pasado Congreso Nacional de Psiquiatría en Santiago de Compostela  se abordaran dichas cuestiones para intentar obtener respuestas.
En primer lugar, el Dr. Jorge Pla de la Clínica Universitaria de Navarra, nos habló en una de las conferencias acerca de la importancia de la prevención de las enfermedades psiquiátricas en el anciano. Durante su discurso, hizo especial mención a la dieta mediterránea¹ y al estilo de vida global del paciente (incluyendo actividad física diaria), como principales factores protectores dentro del manejo de enfermedades mentales tales como: la esquizofrenia, la depresión² o la demencia y cuyos déficits se asocian con manifestaciones conductuales y cognitivas en estos trastornos³. En esta materia, se han publicado recientemente  los estudios longitudinales mostrando que la dieta mediterránea protege contra el deterioro cognitivo leve y avanzada, incluyendo la enfermedad de Alzheimer4. Además algunas conductas de estilo de vida, más allá de la dieta, la característica del estilo de vida mediterráneo como la interacción social, el ejercicio físico y la participación en actividades de ocio, tienen una asociación basada en la evidencia con la salud cognitiva.  Abriéndose así una puerta, donde se utilicen los patrones de estilo de vida para constituir una nueva línea de investigación en este campo.
El Dr. Javier Olivera del Hospital San Jorge de Huesca, nos habló de otro tema actual de gran trascendencia, como es el uso de antipsicóticos en el anciano. Nos mencionó el nuevo documento de consenso redactado por la Sociedad Española de Psicogeriatría (SEPG), el cual se encuentra pendiente de publicación y que ya tuvo un antecesor publicado el pasado Julio del 2015 por la Sociedad Americana de Psiquiatría5. Durante su discurso, referenció las  necesidades previas de redacción de dicha guía; precisamente porque el  anciano es un paciente vulnerable, sobre el cual a día de hoy existen muy pocos estudios de uso de neurolépticos y los que existen recomiendan su uso de forma moderada, debido a los graves efectos adversos que sobre ellos pueden generar, tales como: empeoramiento cognitivo, caídas, síntomas extra piramidales, alteraciones metabólicas, aumento del riesgo cardiovascular, mayor número de accidentes  cerebrovasculares, así como aumento de las tasas de mortalidad)6,7,8. Sin embargo, en  muchas ocasiones los usamos fuera de indicación, debido a los beneficios de los antipsicóticos atípicos en el tratamiento de los síntomas conductuales en estos pacientes9, a expensas de un visado de obligado cumplimiento en mayores de 75 años y en comunidades autónomas como la andaluza en todos los rangos de edad, lo que supone una cierta indecisión en algunas coyunturas para su prescripción.
Por último,  el Dr. Luis Agüera del Hospital Univesitario 12 de Octubre de Madrid nos expuso los resultados del estudio GERAS II, realizado en centros  donde se sigue a pacientes con demencia y que se encuentran distribuidos por toda la geografía de Italia y España. Se trata de un estudio observacional de 6 meses de duración, sobre los costes y recursos atribuibles al alzheimer;  concluyéndose en él, que los costes sociales aumentan  cuando aumenta el índice de gravedad de la Enfermedad de alzheimer, siendo este ítem inversamente proporcional a la calidad de vida de los pacientes. El  mayor de los costes durante el estudio fue atribuido a los cuidados informales del cuidador. Sin embargo, la calidad de vida de los cuidadores no mostró diferencias en relación con la gravedad de la demencia.
Como conclusiones en esta mesa redonda, se resaltaron aspectos ya conocidos pero sobre los que a día de hoy no existe una plena conciencia y por tanto no está en exceso remarcar. Debido a la evolución demográfica y a la elevada prevalencia de trastornos psiquiátricos en el anciano, el psiquiatra cada vez más, está ejerciendo de psicogeriatra durante una parte significativa de su  tiempo asistencial. Por eso, es clave la detección precoz de estos trastornos, así como el control de los síntomas, especialmente los conductuales mediante un adecuado manejo del paciente y una buena elección en la prescripción del psicofármaco.
La seguridad del uso de antipsicóticos en ancianos se ha convertido en una cuestión muy polémica desde hace diez años, sin que aún existan respuestas definitivas ni guías claras de actuación. Por eso, el nuevo documento elaborado por la SEPG aparece en un momento donde  es necesario dar herramientas orientativas al profesional respecto a cómo abordar dichas patologías que están en auge.
Por último, y no menos importante, sería pertinente el mostrarnos en estado de alerta en la detección de la sobrecarga del cuidador y del desarrollo de problemas mentales en este durante el transcurso de sus funciones,  ya que como se ha visto en el estudio GERAS II suponen la mayoría de costes tanto directos como indirectos atribuidos a este grupo poblacional.
Por otro lado, los cambios vitales y psicológicos que va a sufrir el cuidador, van a dar lugar desde el inicio de la enfermedad a un importante estrés y sobrecarga vital. Y esto a su vez, va a estar relacionado de forma lineal directa con la calidad de vida del paciente. El consenso español sobre demencias, nos refiere que la intervención  sobre el cuidador como parte del tratamiento holístico de las demencias, fomenta la formación de éste en tareas rehabilitadoras básicas, y esta intervención propulsa el mantener una mayor capacidad cognoscitiva y autonómica del paciente con demencia.10

 

 

1Safouris A, Tsivgoulis G, Sergentanis TN, Psaltopoulou T1  .Mediterranean Diet and Risk of Dementia. Curr Alzheimer Res. 2015;12(8):736-44.

2Mammen G, Faulkner G. Physical activity and the prevention of depression: a systematic review of prospective studies. See comment in PubMed Commons belowAm J Prev Med. 2013 Nov;45(5):649-57. doi: 10.1016/j.amepre.2013.08.001.

3Rodríguez, A; Solano, M. Nutrición y Salud Mental: Revisión bibliográfica. Revista del postgrado de Psiquiatría. UNAH. Vol. 1, No.3.3. Ene-Jun, 2008.

4Yannakoulia M, Kontogianni M, Scarmeas N . Cognitive health and Mediterranean diet: just diet or lifestyle pattern?. Ageing Res Rev. 2015 Mar;20:74-8. doi: 10.1016/j.arr.2014.10.003. Epub 2014 Oct 18.

5The American Psychiatric Association. Practice Guideline on the use of antipshychotics to great agitation and psychosis in patients with dementia. DRAFT. July 30, 2015.

6Steinberg M, Lyketsos CG. Atypical antipsychotic use in patients with dementia: managing safety concerns. Am J Psychiatry. 2012 Sep;169(9):900-6. doi: 10.1176/appi.ajp.2012.12030342

7American Geriatrics Society 2015 Updated Beers Criteria for Potentially Inappropriate Medication Use in Older Adults. See comment in PubMed Commons belowJ Am Geriatr Soc. 2015 Nov;63(11):2227-46. doi: 10.1111/jgs.13702. Epub 2015 Oct .

8Revisión de la  seguridad  en  el  tratamiento de los  síntomas  psicóticos  asociados  a demencia. Comité de Seguridad de Medicamentos de Uso Humano Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Madrid, 30 de enero de 2007.

9Maher AR, Maglione M, Bagley S, Suttorp M, Hu JH, Ewing B et al. Efficacy and comparative effectiveness of atypical antipsychotic medications for off-label uses in adults: a systematic review and meta-analysis. JAMA. 2011 Sep 28;306(12):1359-69. doi: 10.1001/jama.2011.1360.

10Sociedad Española de Psiquiatría (SEP) y Sociedad Española de Psicogeriatría. Consenso español sobre demencias. Exter V., S.L.2005, 2º ed.

Valorar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...