Usos del Smartwatch que aportan valor a la salud

noticia |

Aunque los avances en el campo de la tecnología aplicados a la salud no dejan de sorprendernos,  también es cierto que hay muchos médicos preguntándose qué hacer con esa avalancha de datos que se recogen en dispositivos como los Smartwatch. De hecho, existen investigadores y profesionales sanitarios que cuestionan la validez de los datos relacionados con la actividad física y el valor que aportan estas métricas a la práctica clínica.

Hoy os presentamos una lista de varias utilidades que en este sentido nos permiten los relojes inteligentes:

Detectar convulsiones. El reloj de pulsera Empatica detecta cuando se aproxima un ataque epiléptico, combinando los datos que recoge a través de un acelerómetro y un giroscopio con un registro de los niveles de conductibilidad eléctrica de la piel. Si el dispositivo registra una convulsión, comienza vibrar y el usuario tiene la posibilidad de indicarle que ha sido una falsa alarma. Por el contrario, si el paciente no responde, el reloj se conecta con el Smartphone y envía alertas a una lista de contactos como sus familiares y médico.

Interoperatividad móvil y monitorización remota. La actualización watchOS 2 del sistema operativo de Apple Watch trajo consigo en 2015 la aplicación Airstrip ONE, que hace posible la interoperabilidad móvil entre profesionales sanitarios y el acceso a los datos de los pacientes. Airstrip también incluye Sense4Baby, una aplicación capaz de monitorizar los datos biométricos de mujeres con embarazos de alto riesgo.

Investigación médica. La división Life Sciences de Google X ha desarrollado un dispositivo de pulsera capaz de medir el pulso, el ritmo cardíaco y la temperatura de la piel, cuya utilidad no está enfocada al consumo masivo, sino a la realización de ensayos clínicos y test de fármacos. Se trata de un sensor preciso y confiable que podría solucionar muchos problemas relacionados con la recolección de datos.

Datos en la nube y big data. Samsung ha desarrollado la plataformade salud digital SAMI, con software abierto, que puede ser de gran utilidad para los proveedores de salud y desarrolladores de aplicaciones, pues se conecta a dispositivos como la pulsera de sensores SIMBAD(capaz de monitorizar los latidos del corazón, la respiración y la tensión arterial) y sirve como repositorio de datos de los pacientes, quienes deciden cuáles son los datos que desean compartir.

Control de la diabetes. En materia de Smartwatchs se conocen varias iniciativas -aunque aún en proyecto- dirigidas a facilitar el control glucémico. Este es el caso de la tecnología desarrollada por la empresa valenciana ImasD Tecnología, que se basa en un sistema que calienta la piel del usuario de forma imperceptible, deja caer una microgota y luego la recupera para extraer los datos. Por su parte, Google trabaja en el desarrollo de un reloj inteligente que medirá el azúcar en sangre también sin pinchazos, pero en este caso con un sistema de gas a presión con micropartículas que perforan la piel y contribuyen a la liberación de sangre, que es “aspirada” por el dispositivo para el análisis.

¿Hacia dónde pensáis que nos llevará el uso de este tipo de tecnología en el ámbito de la salud? ¿Conocéis alguna otra iniciativa de este tipo?

Valorar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...