fbpx

¿Pensando en crear un blog de salud para pacientes? ¡Algunos consejos!

noticia |

La importancia de la comunicación con el paciente ha sido reconocida por la Sociedad Española de Hematología (SEHH). En este sentido, el hematólogo y asesor del proyecto Hematología 2.0, Javier de la Serna, destaca las iniciativas de la SEHH para abrirse a la población y la importancia de que los médicos aprendan a utilizar y seleccionar las herramientas que les ofrece el mundo digital.

Escribir posts para pacientes no sólo impulsará tu presencia digital y te ayudará a posicionarte como un profesional sanitario de referencia en tu área, sino que además tiene muchas otras ventajas, entre las que destacan la gestión del conocimiento y un mayor acercamiento a los pacientes, con la posibilidad de proyectar tu trabajo más allá del centro sanitario donde trabajas.

Si tienes en mente crear tu propio blog de salud para pacientes pero aún no te decides, o quizá no sabes por dónde comenzar, te traemos algunos consejos que te animarán a comenzar de una vez por todas ¡Los pacientes te lo agradecerán!

¿Qué necesitan los pacientes?

Como especialista en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la sangre, tu público objetivo está conformado por los pacientes con este tipo de padecimientos, para quienes la información resulta de vital importancia para afrontar el tratamiento y la evolución de sus patologías. Centrado en las necesidades de tu público, podrás ofrecerle aquello que está buscando:

Lenguaje sencillo.Un buen blog para pacientes está redactado en un tono cercano y conversacional, facilitando a los lectores la comprensión de la enfermedad, de los procedimientos terapéuticos y sus consecuencias, eincluye consejos útiles para la gestión de su salud y la mejora de su calidad de vida. Se trata de escribir de la misma forma en la que hablas a tus pacientes.

Información del autor. Coloca en un apartado tu fotografía y una biografía que permita a los lectores conocer tu experiencia y trayectoria en el ámbito de la salud. Esto incluye disponer de un formulario de contacto para que puedan comunicarse contigo.

Contenido riguroso y consejos. Como profesional sanitario, eres una fuente calificada de información, no obstante, debes basarte en evidencias científicas y citar las referencias que consultes(incluyendo los enlaces a las mismas, si estuviesen disponibles online). Entre los contenidos que puedes ofrecer están: revisiones de estudios científicos, haciéndolos “más digeribles”; apartados dedicados a las diferentes enfermedades, sus síntomas, tratamientos, nuevas terapias y consejos para mejorar la calidad de vida; la explicación de procedimientos médicos; información orientada a la prevención y educación del paciente y/o sus familiares.

Buen diseño y accesibilidad. Elije un diseño que facilite la lectura y la búsqueda de artículos: conviene agruparlos por secciones o por patología.También es recomendable que en los posts separes las ideas en párrafos cortos, para hacer la lectura más cómoda y fluida.

¿Por dónde empezar?

Define el objetivo. Al establecer el propósito de tu bitácora te será más sencillo definir las secciones y los temas que abordarás.

Elige tu gestor de contenidos. Gracias a herramientas como Blogger, WordPress, Joomla o Tumblr, puedes crear tu propio sitio web. Consulta nuestras cápsulas de formación sobre cómo crear un blog ¡Allí te contamos como utilizar algunas de estas plataformas! También en Youtube puedes encontrar tutoriales, como el del enfermero y experto en Salud 2.0 José Mª Cepeda, que te ayudarán a poner en marcha tu proyecto.

Sé empáticoy fomenta la interacción. Empatiza con tus lectores a través de tus contenidos e incluye en la redacción llamadas a la acción. Puedes, por ejemplo, invitar a tu audiencia a compartir sus testimonios, abriendo una sección específica para ello. ¡Haz que tus contenidos ofrezcan soluciones y respuestas a las preguntas de los pacientes!

Añade etiquetas. Los tags permiten que tu blog y los posts que publicas sean ubicados por los buscadores y puedan ser encontrados más fácilmente por los lectores.

Crea comunidad. Asocia tu blog a comunidades virtuales, comparte tus contenidos en las redes socialesy recomienda otros blogs sanitarios. ¡Aprovecha las ventajas del mundo 2.0 para potenciar tu alcance! Es importante que incluyas los widgets de los botones sociales para compartir tus contenidos en los canales sociales.

Sé constante. El tiempo con el que cuentes para dedicarte a escribir, entre otros factores, determinará la frecuencia de tus publicaciones; sin embargo, hay quienes aconsejan publicar entre uno y tres posts a la semana, así tu blog ganará mejor posicionamiento en los buscadores.

Aprende de las buenas prácticas.Observa los blogs de otros profesionales sanitarios y aprende de ellos. Un par de buenos ejemplos -aunque institucionales- son Clotconnect, desarrollado por el Centro de Hemofilia y Trombosis de la Universidad de Carolina del Norte (EEUU), y el blog de la Fundación Josep Carreras, centrado en la leucemia. Te recomendamos, además, repasar esta estupenda infografía con recomendaciones para escribir un blog para pacientes.

En el mundo de la hematología no contamos con muchos ejemplos de blogs para pacientes ¡Anímate a encabezar la lista de los pioneros!

Valorar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...