Proyecto HEARTEN: Apps al servicio de pacientes con insuficiencia cardíaca

noticia |

La  insuficiencia cardíaca, según cifras de la Comisión Europea, afecta a unos 26 millones de personas en todo el mundo, generando gastos médicos anuales estimados en 6 mil euros por paciente. La falta de conocimiento de quienes la padecen  respecto a los indicadores, las señales de alarma, así como los cuidados y tratamientos necesarios, se cuentan entre los principales retos por afrontar.

El Proyecto HEARTEN tiene como propósito la creación de aplicaciones móviles para mejorar la calidad de vida de quienes padecen insuficiencia cardíaca, al facilitar el cumplimiento del tratamiento por parte de estos pacientes, así como su monitorización por los profesionales sanitarios y cuidadores.

La iniciativa forma parte del Programa de Investigación e Innovación Horizonte 2020, destinado a la financiación de proyectos e impulsado por la Comisión Europea, que cuenta un fondo de casi 80 mil millones de euros para el periodo 2014–2020 e involucra entre sus objetivos estratégicos el desarrollo de tecnología y sus aplicaciones para mejorar la competitividad europea.

Apps con biosensores integrados

Hearten cuenta con la participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), principal agencia estatal española encargada de promover los avances en ciencia y tecnología. Joan Bausells, investigador del CSIC, explica que esta institución se encargará del desarrollo de dos biosensores, uno para la medición del aliento y que será integrado al Smartphone del paciente y otro para la saliva, que se colocará en una taza. Ambos biosensores serán capaces de evaluar el estado de salud del paciente y detectar si está siguiendo el tratamiento prescrito.

Ritmo cardíaco, presión arterial, actividad física e información nutricional serán otras de las variables controladas y monitorizadas por el sistema, así como el seguimiento del peso por medio de básculas inalámbricas. Los datos serán recabados a través del móvil de cada paciente y transmitidos a la nube de Hearten, donde finalmente serán analizados por medio de sistemas de gestión de conocimiento.

Todo esto, permitirá un acceso rápido a los indicadores de las constantes vitales y la recepción de señales de alerta cuando el caso lo requiera, junto a la generación de guías, tendencias y modelos de predicción de escenarios, que evitarían situaciones críticas. Igualmente, los médicos serán capaces de ingresar al historial de cada paciente en tiempo real, modificando tratamientos, terapias y comunicándose de forma más directa con ellos.

¿Qué engloba el Proyecto HEARTEN?

Los objetivos del Proyecto Hearten, liderado por el profesor de la Facultad de Bioquímica de la Universidad Claude Bernard de Lyon 1 (Francia), Abdelhamid Errachid, se centran en ayudar al cumplimiento cabal de los tratamientos, mejorando la calidad de vida de los afectados, gracias al uso habitual de estas aplicaciones. Para alcanzar estos objetivos, en enero de 2015 se puso en marcha un plan de tres años, con recursos de 4,5 millones de euros, enfocado en la mHealth.

Como equipo de trabajo, se ha creado un consorcio que reúne doce socios de Francia, España, Grecia, Alemania, Italia y Portugal, entre ellos, tres universidades, dos centros de investigación, cinco pequeñas y medianas industrias, una corporación y una autoridad estatal en salud. La representación española en este proyecto incluye al Servicio Andaluz de Salud, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la empresa Everis.

La idea fundamental es incorporar a todos los actores que guardan relación con el cuidado de aquellos que sufren de insuficiencia cardíaca, a fin de implementar una red de atención, investigación y prevención centrada en el paciente, que se traduzca en un ciclo de bienestar e involucre directamente las variables y condiciones físicas de éste, el tratamiento prescrito, a profesionales sanitarios, cuidadores y proveedores de salud, de seguros médicos, nutricionistas y hasta expertos en fitness.

Se prevé que los indicadores de medición que proporcionan las apps móviles de uso médico y el uso de herramientas tecnológicas avanzadas contribuyan, a mediano y largo plazo, con la disminución de los costos en materia de salud.

Según un estudio de la Unión Europea, titulado “Impacto Socioeconómico de la mHealth” (2013), la implementación a gran escala de este tipo de aplicaciones significaría un ahorro de 99.000 millones de euros para el año 2017, contribuyendo además con 93.000 millones al PIB de la región, reduciendo sustancialmente la inversión en salud reactiva y destinando más recursos a la preventiva.

Valora esta noticia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

One response to “Proyecto HEARTEN: Apps al servicio de pacientes con insuficiencia cardíaca

Los comentarios están cerrados.