Long term effects of lithium on renal, thyroid and parathyroid function: a retrospective analysis of laboratory data.

noticia |

Shine B, McKnight RF, Leauer L, Geddes JR

 www.thelancet.com Published online May 21, 2015 http://dx.doi.org/10.1016/S0140-6736(14)61842-0

El litio es uno de los fármacos más utilizados en el trastorno bipolar y constituye una de las estrategias de primera línea en el abordaje terapéutico de la enfermedad. La posible aparición de efectos adversos, especialmente a nivel renal y endocrino, es uno de los inconvenientes de su uso. Recientemente una de las revistas más prestigiosas en Medicina, “The Lancet”, publica un artículo que revisa este aspecto. Shine, Geddes y Cols de Oxford (UK) han realizado un análisis retrospectivo muy exhaustivo de diversos parámetros de laboratorio en pacientes que realizan tratamiento con litio. El objetivo del estudio era conocer el riesgo de presentar alteraciones renales, tiroideas y paratiroideas mediante la determinación de una serie de variables plasmáticas en sujetos con niveles plasmáticos de litio. Para ello han utilizado los registros de resultados de diversos sistemas de información de los hospitales universitarios de la red pública de Oxford. Las muestras pertenecían a pacientes por encima de 18 años y habían sido extraídas entre octubre de 1982 y marzo de 2014. En concreto, los autores recogían para su posterior análisis los datos de los niveles plasmáticos de creatinina, tirotropina, calcio y hemoglobina glicosilada así como las concentraciones plasmáticas de litio. Estos datos se comparaban con los parámetros de una muestra control que no requería determinaciones plasmáticas de litio por no realizar este tratamiento. A nivel estadístico los autores han utilizado análisis de supervivencia y técnicas de regresión de Cox para estimar la tasa de riesgo (HR, Hazard Ratio) para cada efecto adverso utilizando el uso de litio, la edad, el sexo y la diabetes como covariantes. Después de realizar este ajuste, los autores constataron que la presencia de litio en plasma fue asociada con un incremento del riesgo para desarrollar un patrón compatible con insuficiencia renal grado III (HR 1.93, 1.76-2.12 p<0,001), hipotiroidismo (2.31, 2.05-2.60 p<0,0001) y concentraciones elevadas de calcio plasmático (1.43, 1.21-1.69 p<0,001). Pero no encontraron relación con hipertiroidismo (1.22, 0,96-1.55 p=0,1010) ni con las concentraciones plasmáticas de calcio después de ser ajustadas (1.08, 0.88-1.34 p=0,4602). Las mujeres han presentado mayor riesgo para desarrollar trastornos renales y tiroideos que los hombres. Incluso los autores constataron que este riesgo era más elevado para las mujeres por debajo de los 60 años que por encima de esta edad. Este dato puede sugerir que los efectos adversos de litio a este nivel pueden aparecer en las fases tempranas de inicio del tratamiento. Las concentraciones plasmáticas elevadas de litio se asociaban a un incremento del riesgo para desarrollar todos los efectos adversos estudiados.

Estos resultados justifican la realización de las determinaciones basales y la monitorización periódica de los parámetros relacionados con función renal, tiroidea y paratiroidea en pacientes que realizan tratamiento con litio, especialmente mujeres. El objetivo de esta monitorización consiste en la reducción del riesgo de aparición de estos efectos adversos.

Valorar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...