¿Debe ser remunerada la comunicación online con pacientes?

noticia |

Sin duda, en lo que respecta a medicina privada y comunicación online médico-paciente, hay diversidad de opiniones acerca de si ésta se debe cobrar, o no.

A partir de esta diferencia de opiniones, queremos plantear los requisitos básicos para ayudarte a decidir qué tipo de cuestiones quieres resolver mediante las consultas online de tus pacientes y si debes cobrarlas.

Si partimos de la base de que para hacer un diagnóstico el médico debe haber visitado al paciente presencialmente, haber realizado una exploración física y haber solicitado las pruebas que considere oportunas, estaremos de acuerdo en que poco más quedará en el tintero más allá de la visita. Aún y así, cada vez más, los pacientes solicitan esa conversación posterior que consolide algunos aspectos relevantes y facilite un tratamiento para mejorar un pronóstico o, simplemente, sentirse mejor acompañados por su médico.

Así pues, la especialidad, el tratamiento y el pronóstico son aspectos clave a la hora de cobrar por las consultas online.

A continuación enumeramos diferentes motivos en los que consideramos inoportuno cobrar al paciente:

– Cuando sirve para compartir documentación relativa a consultas anteriores, como pueden ser los resultados de unos análisis.

– Cuando sirve para compartir documentación administrativa necesaria para consolidar trámites, como podría ser pasar un carnet de vacunas o de la mutua, por ejemplo.

– Cuando sirve para validar los resultados óptimos de unos análisis. Si sólo tienes que decirle al paciente que todo está correcto, no lo hagas desplazarse a la consulta.

– Cuando se comunican para compartir Informes de Visita o una Historia Clínica que el paciente quiere contrastar con otro especialista.

– Cuando sirve simplemente para compartir una receta o hacer una simple recomendación.

– Cuando se hace para confirmar dudas relativas a una visita realizada recientemente, como puede ser recordar la dosis o días que requiere un tratamiento.

Por contra, hay un tipo de relación online que se establece con los pacientes en la que consideramos que cobrar por el servicio de consultas online tiene todo su sentido. Las enumeramos a continuación:

– Cuando sirve para dar asesoramiento continuo en la adherencia a un tratamiento de larga duración y mejora del pronóstico.

– Cuando sirve para ahorrarle al paciente visitas de seguimiento donde no es necesaria la exploración física.

– Cuando requiere de una interpretación y respuesta compleja a los resultados de los análisis para, por ejemplo, derivar a un especialista.

– Cuando inicia la consulta el paciente como búsqueda de una segunda opinión. Si el especialista es de reconocido prestigio y la atención presencial no es posible por la distancia una segunda opinión tiene mucho valor. Con la documentación clínica suficiente para elaborar un juicio y recomendar tranquilidad al paciente o derivarlo a una visita presencial del especialista este tipo de consultas cada día son más comunes.

– Cuando se ofrece como servicio relativo a dudas de salud, como puede ser la respuesta de una comadrona a dudas durante el periodo de lactancia, o respuesta a dudas referentes a hábitos alimenticios por parte del nutricionista, etc.

– Cuando, en definitiva, forma parte de un servicio continuo de asesoramiento en hábitos saludables.

– Cuando forma parte de un servicio continuo de asesoramiento psicológico.

Sin duda, los motivos por los que cobrar las consultas online dependerán de la importancia del servicio, de su calidad y de la exhaustuvidad a la hora de analizar y recomendar una terapia, medicamento o un simple hábito.

Una vez más, insistimos en la necesidad de mantener toda la comunicación ordenada y clasificada en orden a una ficha de paciente, de manera profesional. Como ya hemos comentado en muchas ocasiones, quizá el mail no es la mejor herramienta. Eso sí, los clientes demandan, cada vez más, esa relación online asíncrona. Al final, ambas partes salen beneficiadas y la productividad de médicos y pacientes mejora continuamente.

Una atención médica de calidad, que requiere de todo el análisis y conocimiento del especialista médico, es un servicio que sin duda debe ser remunerado. Y el buen paciente, el paciente agradecido, así lo entiende.

 

 Xavier Framis

@XavierFramis

Valorar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...