Innovación colaborativa: el ejemplo del Hospital Universitario de Oslo

noticia |

En octubre se llevó a cabo la tercera edición de la Jornada Sanofi – IESE, un encuentro que cada año busca poner el foco en las buenas prácticas que contribuyen a la mejora y la sostenibilidad del sistema sanitario. En esta ocasión, junto a destacadas prácticas locales como el proyecto Hospital Líquido del Hospital Sant Joan de Déu y el Hospital 2050 del Servicio Gallego de Salud (SERGAS), se presentó el caso del Hospital Universitario de Oslo, que se ha convertido en un ejemploclave en el ámbito internacional, debido a los logros de su departamento de innovación.

KariKværner, Directora de Innovación del Hospital Universitario de Oslo, inició su intervención en la jornada poniendo de pie a todos los asistentes, para demostrar que “la innovación implica ver las cosas desde una perspectiva diferente”. Tras este inusual comienzo, emergieron conceptos e ideas como la innovación colaborativa, la necesidad de dejar de “apagar fuegos” para adelantarse a los requerimientos del futuro, y la urgencia de implantar una verdadera cultura de la innovación en los centros sanitarios, con la intención de mejorar la calidad de la atención sanitaria y fomentar el cambio hacia un modelo que tome en consideración no sólo los costes de innovar, sino el valor añadido que aportan los nuevos desarrollos, tanto a pacientes como a profesionales sanitarios.

Buenas prácticas desde la capital noruega

Los costes crecientes del sistema sanitario, el aumento de la esperanza de vida, las expectativas y demandas cada vez mayores de los pacientes, y el déficit de profesionales sanitarios son, según KariKværner, los retos centrales que afronta hoy el sistema sanitario. Lejos de recetas mágicas, la fórmula del Hospital Universitario de Oslo para superar estos desafíos pasa por tres premisas que tienen un importante componente tecnológico:

– “MyHealth 2020, una frase queKværner utilizó para referirse a la necesidad de involucrar más a los pacientes en la prevención de enfermedades, el autocuidado de su salud y la gestión de sus patologías crónicas.

– Contar con una infraestructura de comunicación y servicios integrados, lo que se traduce en un sistema capaz de conectar a pacientes, proveedores y profesionales sanitarios, y la industria, para detectar y cubrir las necesidades de salud.

Adoptar y difundir las innovaciones existentes centradas en el paciente.

Durante su ponencia, KariKværner explicó que hace 20 años los hospitales destacados se centraban en la creación de departamentos de investigación y desarrollo, mientras que hoy la premisa clave es la innovación, un cambio de paradigma que el Hospital Universitario de Oslo tiene muy claro. Desde su creación en 2007, la Clínica de la Innovación de este centro forma parte estratégica de la organización, y su objetivo es impulsar nuevas formas de hacer las cosas en todos los niveles: han tomado como base la innovación colaborativa y se han apoyado en la tecnología para crear espacios y herramientas que permitan a todos los profesionales del centro intervenir en el proceso de mejora constante, aportando sus ideas, sugerencias de proyectos y opiniones; también cuentan con una plataforma de formación online, competiciones internas de iniciativas innovadoras, y consejeros de innovación en los distintos departamentos, una estructura que les ha permitido desarrollar proyectos novedosos, desde marcadores diagnósticos en enfermedades cardiacas, hasta mecanismos de identificación precoz de cáncer de colon.

La Clínica de la Innovación del Hospital Universitario de Oslo es un gran ejemplo de los beneficios de la innovación colaborativa apoyada en la tecnología digital. Sin embargo, coincidimos con KariKværner en que la innovación no va de tecnologías, sino de personas, y por ello es fundamental implantar sistemas centrados en el paciente, fomentar el cambio de modelo a través de la formación y el entrenamiento de los profesionales sanitarios, promover la investigación llevada a la práctica, y las alianzas con otros actores del sector sanitario que puedan aportar su granito de arena para alcanzar el objetivo: la mejora de la atención y la reducción de los costes sanitarios.

Os invitamos a profundizar sobre todos estos conceptos en la presentación de KariKværner, y si tenéis en mente otras buenas prácticas en innovación sanitaria, no dudéis en compartirlas con la comunidad Campus Sanofi.

Valora esta noticia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

One response to “Innovación colaborativa: el ejemplo del Hospital Universitario de Oslo

Los comentarios están cerrados.