No tengo pacientes privados: ¿Cómo puedo conseguirlos?

noticia |

Si eres un profesional del área de la salud, que además de ejercer su trabajo en una institución médica, quiere seguir avanzando y poder tener su propia consulta para atender a pacientes privados, este artículo te resultará de interés. Seguro que más de una vez te habrás preguntado cómo conseguir pacientes privados.

Aunque el uso de técnicas tradicionales como el llamado “boca a boca” sigue funcionando y mejora tu reputación profesional, hoy en día existen diversos medios a través de los cuales puedes dar a conocer tu trabajo y captar nuevos clientes.

En primer lugar, tienes que determinar cuáles son los servicios que vas a ofrecer: si tienes una especialidad o eres médico de medicina general. Es importante discernir con exactitud qué servicio, tipos de patologías, análisis médicos, etc puedes ofrecer a tus potenciales pacientes. Esta definición previa permitirá generarte una marca profesional y posicionar tu negocio online a través de la elección de las palabras claves.

Una vez concretados qué servicio se ofrecerán y el área de la medicina en la que se trabajará, llega el momento de seleccionar las herramientas digitales que puedes usar. Hoy en día, gracias a internet, es posible hacer uso de distintos medios para llegar a tus potenciales pacientes. Crear una página web, donde se informe sobre los servicios y, poco a poco, se vaya generando una identidad de marca propia es una vía muy factible para conseguir nuevos pacientes.

Cuando se crea una página web aplicando adecuadamente las herramientas SEO, es posible aparecer entre las primeras posiciones de los motores de búsqueda. ¿Y qué aporta a mi negocio? Cuando un usuario ingrese en Google y escriba, por ejemplo, “Medicina General” o “Médico Medicina General en Barcelona”, sea capaz de encontrar el enlace de su página web dentro de los primeros resultados. El objetivo será que acceda a ella y se convenza de la utilidad de los contenidos y de que es el tipo de médico que estaba buscando para solucionar su patología.

Por supuesto que la estrategia digital no termina con la publicación de una web. Para conseguir una buena calidad del SEO será necesario que se añada contenido nuevo de forma periódica, que la velocidad de la web sea adecuada, y que otros factores como el código fuente sean correctos.

El objetivo final es que el posicionamiento, el diseño, la accesibilidad a la información y la reputación sean acordes con la imagen de profesional salud que quieres ofrecer.

Además de este tipo de vías digitales, existe un medio de comunicación fundamental para incidir en internet: las redes sociales. Estas son las herramientas idóneas para interactuar con  usuarios que, a su vez, se convierten en clientes potenciales.

A través de los perfiles de redes sociales no sólo podrá posicionarse mejor en los buscadores, sino proporcionar canales de comunicación directos y eficaces, ya que un elevado porcentaje de la población hace uso de las redes sociales para buscar información o comunicarse con otras personas. Consiguiendo perfiles en redes sociales atractivos, donde se hable de información relevante y se demuestre profesionalidad y conocimientos, se obtendrá publicidad y reputación digital.

Una buena forma de cohesionar todas las técnicas anteriores es generando contenido relevante en el blog vinculado a una web y publicándolo en redes sociales. Este círculo permitiría la interacción con el usuario y su comunidad.

Todas estas herramientas digitales nombradas son complementarias y se pueden potenciar unas a las otras. La adhesión a plataformas médicas también se alza como óptima herramienta de captación de clientes.

Bien se podría colaborar en revistas online dedicadas a la medicina, o en páginas web relevantes escribiendo artículos y donde se da la oportunidad de publicitar servicios o, en su defecto, hacer uso de plataformas especiales para médicos. Estas plataformas suelen actuar de intermediario entre médico y paciente privado realizando todo el marketing y publicidad. Es una forma distinta, sencilla y más fácil de publicitar servicios.

En estas plataformas se tiene la oportunidad de ofrecer distintos tipos de servicios de salud como consultas o estudios de diagnósticos, entre otros. SmartSalus es un buen ejemplo de intermediario digital entre pacientes privados y profesionales de la salud. Los usuarios hacen una búsqueda por localidad y especialización para conocer la oferta de servicios que pueden adquirir a través de este portal.

Ahora que conoces las formas de obtener nuevos pacientes privados, empieza a aplicar todas ellas y verás que poco a poco tu consulta médica crece.

Crédito imagen: http://bit.ly/1rrIjre

Artículo redactado por el equipo de SmartSalus.com

Valorar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...