fbpx

Buenas prácticas en telemedicina

noticia |

Las aplicaciones móviles elegidas con criterio, pueden facilitarnos nuestro día a día, y eso es algo que en nuestra unidad de Insuficiencia Cardiaca estamos aplicando. En concreto, hemos empezado a utilizar en pacientes con apoyo, la aplicación  Registro de presión arterial. Está disponible en Android y podéis acceder a través de este link.

Es una app gratuita que les permite a los pacientes (básicamente a los familiares de los pacientes), llevar un registro actualizado de sus valores de presión arterial, frecuencia cardíaca y peso. Dicha app permite hacer una gráfica, o medias de dichos valores, que el paciente nos enseña en cada visita (a nuestra enfermera y a nosotros), para ver que está con buenos controles.

En ocasiones, los pacientes avisan a nuestro teléfono por alguna descompensación y les solicitamos los registros, que nos pueden enviar por correo electrónico desde la misma app.

En cuanto a las plataformas de comunicación integradas en telemedicina, en 2008 se puso en marcha  el proyecto iCor, liderado por el Dr. Josep Comin Colet del Servicio de Cardiología del Hospital de Mar, y enmarcado en el Parc de la Salut, dirigida a pacientes con IC de alto riesgo. Esta iniciativa consiste en la creación de aplicaciones que permitan a los pacientes la transmisión de sus datos biométricos diariamente a una estación de trabajo, ubicada en el hospital, para detectar los episodios de descompensación de forma precoz y, mediante intervenciones específicas, poder evitar los reingresos.

Esta plataforma diseñada para pacientes de edad avanzada y de muy fácil uso, incluye video conferencia mediante 3G de alta resolución, para poder llevar a cabo las visitas virtuales entre el paciente, sus cuidadores y el equipo sanitario. El equipo sanitario está formado por cardiólogos, internistas, enfermeras especializadas en IC, enfermeras gestoras de casos, médicos de familia y farmacéuticos. Se ha desarrollado un aplicativo específico para el equipo sanitario, que permite el control de las biomedidas, la estandarización de las alarmas y la futura integración con las historias clínicas electrónicas del hospital y de atención primaria.

Este sistema incluye un dispositivo que, ubicado en casa del enfermo, se conecta con su televisor, con unos aparatos específicos de medida del peso, el pulso, la presión sanguínea y también con la red de ordenadores de la Unidad de Insuficiencia Cardíaca. Todo ello permite que los cardiólogos puedan recibir cada día los datos de peso, pulso y presión que el paciente mide desde su casa. Si los profesionales detectan problemas o incumplimientos, éstos envían alertas al paciente a través de la tele, y si quieren hacer modificaciones en la dieta o la medicación, le envían vídeos con material educativo o experiencias de otros enfermos.

Tras analizar los datos obtenidos se ha logrado reducir la mortalidad en un 34%, hospitalizaciones en un 63%, reingresos por otros motivos en un 41% y también,  el coste por paciente se reduce en un 68%, junto con el alto grado de satisfacción por los pacientes que han formado parte del proyecto, ya que se sienten mejor controlados y más seguros.

También los pacientes en los que se han implantado dispositivos (marcapasos, desfibriladores, etc) pueden comunicarse remotamente con el centro sanitario. De esta manera, se han creado sistemas de telemonitorización que incluyen una unidad para el hogar, el cual se comunica inalámbricamente con el implante y que transmite la información almacenada de las lecturas del paciente y del funcionamiento del dispositivo a los clínicos apropiados. Usando estas lecturas, un cardiólogo puede monitorizar el progreso de la enfermedad y determinar si el implante necesita ser reprogramado.

Y por último, también se han desarrollado dispositivos de diagnóstico remoto: AliveCor anunció durante la reunión anual del American College of Cardiology en San Francisco un monitor cardiaco de ECG basado en el iPhone y que se encuentra disponible en EE.UU con receta médica por un precio de 199 dólares. Los pacientes pueden colocar sus manos sobre los electrodos para obtener lecturas inmediatas del ECG. Estos pueden ser enviados a un médico, impresos y archivados para una referencia adicional.

Crédito imagen: http://bit.ly/NTGWBh

Valorar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...