Tecnologías digitales: nuevo panorama, nuevos retos

noticia |

Semanas atrás estuvimos presentes en el II Foro Quirúrgica, organizado por grupo privado Quirúrgica de Barcelona, en el que se debatieron temas relacionados con el médico como empresario y los distintos sistemas de colaboración interprofesional dentro del ejercicio de la medicina privada.

Durante todo el encuentro se puso de manifiesto la importancia de las nuevas tecnologías en el ámbito sanitario y la necesidad de que los profesionales se adapten a las herramientas digitales y las incorporen en su día a día. De esta manera, podrán automatizar e integrar procesos, serán más eficientes en la gestión del tiempo, en el uso de los recursos en su práctica clínica y, sobre todo, podrán prestar un servicio integral, más adaptado a las necesidades y expectativas de los pacientes.

En este sentido, el Dr. Joan Torralba, miembro fundador de Quirúrgica, destaca la necesidad de que las sociedades profesionales cuenten con “buenos sistemas de control de cobros y gastos, una historia clínica fácilmente accesible y codificable donde se registre ‘todo”, y cualquier otro elemento digital “que facilite la comunicación e información del paciente”, desde dosieres interactivos hasta páginas web, blogs, redes sociales, etc.

Estudios recientes como el de ” Hábitos digitales del médico general y de familia español “, realizado por iDoctus y la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) en 2013, o el de CEGEDIM sobre Social Media y comunidades online de profesionales sanitarios de 2012, demuestran  que España va por buen camino: una parte importante de los profesionales sanitarios locales conoce y está utilizando activamente sistemas y herramientas de salud digital y móvil en su práctica profesional; sin embargo, hay quienes todavía se preguntan por qué deben hacerlo o qué les pueden aportar estas tecnologías.

El paciente no es el mismo

Algunas cifras muestran la evolución del uso de Internet y herramientas digitales de los españoles para temas relacionados con la salud. Por ejemplo, el 20% de los internautas españoles utiliza Internet para concertar citas médicas, el 30% visita los buscadores en la red cada semana para encontrar información de salud, el 13% incluso emplea las redes sociales como fuente de información en temas de salud, y el 72% está a favor de que los profesionales sanitarios prescriban enlaces, aplicaciones móviles y fomenten el uso de blogs, foros y espacios online de salud de manera habitual[1].

Además, hay evidencias de que el comportamiento general de los pacientes ha cambiado, como mostraba en el foro  Jordi Morell, Director Médico Territorial de Sanitas. Hoy éstos están muy informados sobre temas de salud, buscan la interacción offline y online con los médicos, farmacéuticos y demás profesionales de la salud con quienes se relacionan, y son muy  exigentes a la hora de evaluar los servicios sanitarios recibidos.

Ante este panorama, queda claro que para conectar mejor con los “pacientes 2.0” los profesionales sanitarios deben eliminar esas barreras digitales que los separan.

La presencia digital es clave

Cada vez es más frecuente que, antes de las citas médicas -especialmente en el ámbito de la medicina privada-, los pacientes busquen opiniones en la red sobre el centro de salud o el profesional sanitario al que visitarán. De igual manera, la contratación de personal sanitario a través de Internet constituye un apoyo importante para quienes se dedican a la selección de personal dentro del ámbito de la salud.

La gran competencia que existe hoy en día en los servicios sanitarios públicos y privados, obliga a los centros a contar con los mejores profesionales sanitarios para poder construir su propia marca. En este sentido, la reputación online es fundamental: el modelo de la Clínica Mayo o del Hospital de niños de Boston demuestran que la orientación al paciente pasa por la adopción de la cultura digital por parte de todos los miembros de la organización.

El Dr. Torralba afirma que, en general, los profesionales sanitarios españoles afrontan un gran reto para construir y desarrollar una presencia online sólida; sin embargo, asegura que las nuevas generaciones de sanitarios son nativos digitales y han recibido otra formación, por lo que van a estar más preparados para ello. Asegura, además, que aquellos que no quieran adaptarse a estos cambios, probablemente se queden fuera. Como reflexionaba recientemente el doctor Salvador Casado en su popular blog “La consulta doctor Casado”: “De momento no pasa nada por no querer usar el canal de las redes sociales, por no hablar esta lengua, pero como pasó con el inglés, quien no lo hable quedará fuera de la conversación”.

Y vosotros, ¿Qué otras ventajas veis en la incorporación de las herramientas digitales en vuestra práctica diaria? Recordad que, si tenéis ejemplos, casos y estudios que queráis comentar, contáis con un espacio en Campus Sanofi para publicar vuestros posts. ¡Animaros!



[1] Informes “La Sociedad en Red” y “Los españoles ante la e-sanidad” 2013. Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y Sociedad de la Información (ONTSI)

 

Valorar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...