Un cambio de tendencia, los contenidos buscarán al usuario

noticia |

¿Y si en el futuro lo que hoy conocemos como búsqueda no fuese necesario? ¿Qué pasaría si el contenido viniese a nosotros sin que lo busquemos? ¿Podremos encontrar lo que necesitamos buscando ideas en lugar de palabras clave en Google? Según el artículo publicado en Gigaom, parece que estamos yendo hacia ese camino.

La web semántica es la base de esta tendencia y nosotros los usuarios somos los que hemos hecho posible que funcione. Internet, representación virtual de la suma de todos los navegantes, aprende de nuestro comportamiento online: de lo que buscamos, de lo que clicamos, de lo que etiquetamos, de lo que compartimos socialmente…

Gracias a este conocimiento, empieza a ofrecernos únicamente contenidos que considera relevantes para nosotros aunque no se los pidamos expresamente. Estamos en los inicios de esta tendencia así que aún es poco personal y no siempre acierta. Un ejemplo sería la publicidad contextual de los anuncios de Adsense. Este tipo de publicidad muestra unos anuncios u otros en función del contenido que tiene la página, es decir, contextualiza los anuncios para que no resulten tan intrusivos al usuario.

Otro ejemplo es lo que hace Amazon con los ‘productos relacionados’ que te sugieren que compres en base a lo que otras personas similares a ti han comprado. O Facebook,  que te recomienda páginas según las preferencias de tus amigos. No siempre es exacto porque las personas somos únicas. Pero Internet lleva aprendiendo desde la llegada de la web 2.0 así que va mejorando.

¿Cómo afecta esta tendencia a las búsquedas relacionadas con la salud? Ahora, si un usuario busca información sobre un medicamento, puede encontrarse posteriormente con algún anuncio del laboratorio o farmacia que ha consultado. Pero en un futuro no tan lejano, también le llegará información relacionada, como una operación o un tratamiento sin que lo busque, ‘sólo’ porque buscó un medicamento.

Si un paciente o familiar busca los síntomas de una enfermedad es porque le preocupa. Por ello, Internet está evolucionando para que cuando busquemos ‘fiebre’ o ‘dolor de espalda’, por ejemplo, el buscador pueda ayudarnos a solucionar esa inquietud recomendándonos el post de un determinado médico especialista que está en nuestra misma zona, o facilitarnos un directorio de médicos para que concertemos una visita.

Para el profesional, también se producirá un cambio, que implica que podría encontrarse con contenidos directamente relacionados con su especialidad porque consulta y comparte contenidos conectados con ella, o porque ha leído artículos afines, y no debido a que haya buscado directamente la especialidad, la patología o el medicamento.

 

Valora esta noticia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...